Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Complejo agroalimentario
 
Usted está aquí » Complejo agroalimentario » Alimentos saludables »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCÓMO APROVECHAR LA PIEL DE FRUTAS Y VERDURAS
25/sep/2012

La piel comestible de frutas y hortalizas concentra en mayor medida vitaminas A y C, fibra insoluble y ciertos antioxidantes como los carotenoides

Por: Marité Zudaire

En el aspecto nutritivo, se insiste en aprovechar al máximo las frutas y las hortalizas, ya que ciertos nutrientes valiosos de los vegetales se concentran en la piel. Sin embargo, es habitual pelar una manzana y tirar la piel a la basura, una práctica que se repite con la cáscara de otras frutas (naranjas, plátanos, melocotones, melones, sandías...) y con las mondas de las patatas o los restos de las hortalizas. Y es que, en contrapartida, el abuso de fertilizantes y pesticidas se acumula en el exterior de las frutas y en las partes externas de hortalizas, un motivo por el que se desperdicia tanta materia prima vegetal para consumo, o esta no se aprecia en buen estado como para comerla. La industria alimentaria ha encontrado métodos para sacar el máximo rendimiento a los desperdicios vegetales. A continuación se explica qué uso se les puede dar, cuáles son los nutrientes más destacados en la piel de las frutas y cómo aprovecharlos al máximo en casa.

Cómo aprovechar al máximo la piel de las frutas y hortalizas en casa

El calor destruye parte de los nutrientes de los vegetales. Por ello, además de comer las frutas con piel, conviene tomarlas crudas y en la fecha más próxima a su recolección, al igual que las hortalizas. Sin embargo, la textura más dura de la piel o los filamentos molestos de algunas hortalizas invitan a pelar las frutas, de modo que se desperdicia parte de los vegetales. ¿Cómo se pueden utilizar al máximo los vegetales en la cocina sin que resulte un inconveniente? Tres ideas de interés:

Licuados, batidos y purés. En la licuadora se trituran las frutas con piel y las hortalizas (bien lavadas, eso sí) para hacer las mezclas que más gusten, si bien es frecuente que queden los restos más duros. Con la batidora se puede aprovechar mejor todo el alimento y obtener un delicioso y fresco batido de frutas de temporada o un puré de verduras.

Compota de fruta batida. La cocción ablanda la piel de las frutas, pero si aún resulta desagradable por su textura, se puede batir y obtener una compota de una textura homogénea y más nutritiva.

Asado de frutas y verduras. Asar las frutas y las verduras es una manera sencilla de ablandar sus partes más duras, de modo que se pueda comer todo sin que moleste la textura.

Uso industrial de las frutas y hortalizas: fuente de antioxidantes y fibra

Los productos de desecho procedentes de la transformación de frutas y hortalizas son una fuente potencial de antioxidantes

Un estudio publicado en la revista ’Food Chemistry’, en el que han participado científicos españoles y alemanes, sugiere que losproductos de desecho procedentes de la transformación de frutas y hortalizas son una fuente potencial de antioxidantes. En el trabajo se ha analizado esta capacidad en la remolacha, la manzana y las fresas. También se han investigado los residuos de la producción industrial del tomate, las alcachofas y los espárragos en conserva, así como los restos de la cosecha de la achicoria, la endibia, el pepino y el brócoli.

Los autores han detectado, en mayor o menor medida, una concentración muy apreciable de polifenoles antioxidantes en todos los desechos vegetales. Este hallazgo es una muestra más de la posibilidad de recuperar grandes cantidades de compuestos antioxidantes de los desechos de frutas y verduras. Su uso puede ser muy útil en la formulación de complementos dietéticos, de alimentos funcionales, e incluso, para aplicaciones cosméticas. En otra investigación realizada por el Departamento de tecnología alimentaria del Consejo de Investigación Científica e Industria de Mysore, en India, se saca partido a los desechos biológicos de las plantas bananeras desde una perspectiva de compuestos bioactivos, nutricionales y funcionales para su uso en alimentos y bebidas.

La fibra es otro componente aprovechable en la industria de los desechos vegetales. En los espárragos, la parte más leñosa de tallo que se rechaza para consumo humano se ha revelado como potencial fuente de fibra y se estudia y aplica su uso en tecnología alimentaria como aditivo y como ingrediente funcional de productos enriquecidos en fibra.

Los nutrientes más destacados en la piel de las frutas

El consumo de frutas y hortalizas ecológicas es una forma de comer más natural y de no ingerir tantos restos de pesticidas

¿Es cierto que la piel de las frutas concentra más cantidad de vitaminas que el interior? En realidad, no todas las frutas contienen más cantidad de nutrientes en la piel que en la pulpa, pero esta parte de la fruta sí reúne una fracción importante de la composición nutricional global, en particular, vitaminas, compuestos antioxidantes y fibra, sobre todo, insoluble. Esta es, desde la óptica dietética, una razón más que suficiente para comer la fruta con piel y sacar el máximo partido a las hortalizas. La apuesta por la agricultura ecológica y por el consumo de este tipo de alimentos es una forma más natural de comer y no ingerir tantos restos de pesticidas y demás fitoquímicos empleados en la producción agrícola a gran escala.

Vitaminas A y C. En la piel comestible de las frutas, así como en las hojas y zonas más externas de las hortalizas, se concentra una parte importante de la vitamina C y de la vitamina A, ambas con potente acción antioxidante. Se estima que el contenido de vitamina C en las frutas es de tres a cinco veces mayor en la piel que en la pulpa.

Fibra insoluble. Este tipo de fibra se concentra en la piel comestible de las frutas (manzanas, peras, melocotones, ciruelas...) y es muy abundante en hortalizas como alcachofas, espinacas, acelgas, judías verdes, lechuga, zanahoria y tomate. Es un tipo de fibra que forma con el agua mezclas de baja viscosidad y que apenas fermentan las bacterias intestinales. Sin embargo, al aumentar el bolo fecal, también acelera la velocidad de tránsito intestinal, por lo que tiene un potente efecto laxante.

Antioxidantes que colorean la piel. La ingesta de frutas y hortalizas ricas en carotenoides -los compuestos colorantes vegetales que tornan la piel de muchas frutas de colores intensos (amarillo, naranja, rojizo)- se ha asociado con una mayor coloración de la piel humana. En el Laboratorio de Percepción de la Universidad escocesa de Sant Andrews, comprobaron cómo después de seis semanas de ingesta de vegetales ricos en carotenoides, el color de la piel de los participantes caucásicos cambió hacia una piel más sana, más atractiva y con un tono más "moreno", consecuencia de la absorción de los carotenoides de los vegetales, según explican los investigadores. Diversos estudios muestran cómo gran parte de los polifenoles, además de los carotenoides, se concentran más en la piel coloreada de las frutas que en su pulpa. Un mayor consumo de antioxidantes provenientes de los alimentos es una defensa natural valiosísima para la prevención contra el envejecimiento cutáneo y enfermedades degenerativas de la piel, entre ellas, elmelanoma.

Compostaje casero con frutas y verduras

El compostaje doméstico es una alternativa ecológica y económica para reducir la cantidad de residuos orgánicos que se generan en casa. Con escaso material y un poco de cuidado, se consigue aprender y coger el hábito de separar los restos orgánicos de frutas y hortalizas para elaborar compost o abono natural para las plantas.

Un sencillo manual de instrucciones para hacer compostaje doméstico que puede descargarse en Internet enseña a los profanos en la materia cuáles son los restos que se pueden aprovechar de la cocina, que van más allá de los desperdicios de frutas y hortalizas. Entre otros desechos caseros, se incluyen los posos de café, las bolsas de té, servilletas de papel usado, restos de pan, pizza, pasta y arroz cocidos, galletas, cereales, cáscaras de frutos secos (excepto las de nuez), hierbas y especias caducadas, mermelada, jalea o conservas caducadas, cerveza y vino pasados o palillos.

Fuente: EROSKI CONSUMER

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 12879334 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 32 personas (32 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 21/dic/2014 - 16:19
Web Dinámica, Sistema FuncWay