Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Columnas de Opinión (lecheria) »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA LECHE SE TIRA…Y LA ESPUMA CRECE
10/ago/2012

Si bien la lechería tiene en el largo plazo un futuro promisorio y, la Argentina es uno de los países con más potencialidad de crecimiento; en el tiro corto y, con las peculiaridades de la economía domestica, el panorama es muy poco alentador.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Twitter: @AldoBonaveri

@PregonAgro

Lo que está ocurriendo con el conflicto lechero es un reflejo de lo que acontece con otras variables de la economía y, consecuencia de una política de improvisación, retroalimentada por resultados adversos, producto de errores recurrentes.

Las discusiones subidas de tono, algunos forcejeos que deja el diferendo, la angustia que experimentan los tamberos y el bloqueo a las plantas lácteas, son episodios que ganan centímetros en la prensa y registran minutos en radio y televisión, pero a la postre constituyen las derivaciones que genera un gran problema irresuelto, del que las autoridades parecen recién advertir ahora en su real magnitud.

Se podrá discutir si la situación da para una medida de fuerza por tiempo indeterminado, pero nadie que medianamente tenga noción del problema, ignora que la cuestión no consiente más dilaciones. Hace mucho tiempo que los tamberos están percibiendo precios inferiores al costo de producción, actualmente el valor promedio que paga la industria ronda $ 1,50 el litro, el mismo que pagaba en abril del año pasado. En dicho lapso, la inflación acumula más del 33%, y si tomamos en cuenta la evolución de la leche en góndola, nos encontramos que el aumento supera el 50%.

Los expertos en costos de explotación tambera justiprecian que producir leche en este momento, arrojan pérdidas reales que van de 12% al 15%, por lo cual la aspiración de obtener $ 2 x litro, no significa una pretensión descabellada. Hoy sin embargo lograr una utilidad razonable parece una quimera; la industria arguye no poder mejorarla, haciendo referencia a la baja del producto en los mercados internacionales; la intermediación y los supermercados se hacen los distraídos y, el gobierno se mantiene impávido.

La verdad, es que conmueve a la población saber que se están tirando 1.000.000 de litros de leche por día, sin duda es una noticia muy fuerte y para muchos suena inconcebible; si bien tal como están dada las cosas no queda otra salida, habida cuenta que está prohibida la provisión de leche sin pasteurizar, de prolongarse esta práctica, la imagen le resultará muy negativa al sector frente a la sociedad. Al respecto, cabe consignar que varias veces las entidades gremiales del agro distribuyeron leche gratuitamente, pero siempre se trató de mercadería en sachet previamente industrializada.

Todo ello, independientemente de la onerosidad que cala hondo en las arcas de los productores; por otra parte, si el conflicto se prolonga podría darse en algunos casos el desabastecimiento, algo que no ocurrió ni durante el diferendo por la 125, puesto que a los perecederos y fundamentalmente la leche, le fue franqueado su paso en cualquiera de los piquetes. En otro orden de cosas, las empresas lácteas están pensando en acudir a la justicia, planteando demandas por daños y perjuicios. La sumatoria de todos estos condimentos no debe soslayarse al considerar la estrategia inmediata.

Para los productores lecheros la situación se viene agravando inexorablemente; la elocuencia del quebranto se refleja en la cantidad de tambos que están cesando en su actividad; cuando esto acontece, los antecedentes muestran que quien se va del sistema no retorna más. En ese aspecto, es muy distinto que lo que sucede con la agricultura, donde quien deja de sembrar puede volver a hacerlo ni bien las condiciones cambian. Vemos lo que le está costando a la ganadería recuperar el stock, en este caso estamos en presencia de un problema similar, con el agravante de la mayor inversión que demandan las instalaciones.

Si bien la lechería tiene en el largo plazo un futuro promisorio y, la Argentina es uno de los países con más potencialidad de crecimiento; en el tiro corto y, con las peculiaridades de la economía domestica, el panorama es muy poco alentador. Como le acontece a las demás actividades productivas, el tipo de cambio rezagado y, los insumos que se mueven al compás del dólar paralelo, complican cada vez más los costos de producción; en la agricultura, esta desviación en gran parte se relativiza por los excelentes valores internacionales, pero la lechería como está aletargada en un piso bajo, sufre las consecuencias irremediablemente.

Las reuniones sostenidas en el Ministerio de Agricultura no arrojaron ningún resultado, los funcionarios sólo ofrecieron estudiar la competitividad del sector (formar “una comisión interministerial -entre Economía y Agricultura- para estudiar el desequilibrio y la distorsión que existe entre los distintos eslabones de la cadena) para luego de un análisis construir una propuesta; tal respuesta evidencia como mínimo una tremenda desidia. ¿Necesitaban que se bloquearan industrias para comprender el problema?.... Acaso, ¿el “todopoderoso” Guillermo Moreno no recuerda los aumentos que autorizó a las fábricas?... ¿Tampoco sabe a cuanto están pagando los consumidores la leche, los quesos y los demás productos lácteos?.

Un Gobierno que ha hecho uso y abuso de subsidios se niega a pagar compensaciones como medida de transición hasta arribar a un acuerdo. Pero ese mismo Gobierno, no tuvo reparos en prohibir en Agosto de 2008 la exportaciones de quesos, cuando la TT de leche en polvo cotizaba u$s 5.000 la tonelada. El pretexto de entonces era, desacoplar el mercado interno de los valores internacionales.

Semejante contraste es una muestra más de incoherencia e improvisación. Otrora actuaron con riguroso concepto estatista, pero en la coyuntura se comportan como un régimen liberal. Por lo general el Gobierno actúa interviniendo en la economía, pero se aparta del libreto cuando el damnificado no es un sector afín.

A esta altura de los sucesos, cualquier persona informada sabe que la intermediación y los supermercados se llevan la mayor parte de la torta, pero los funcionarios aún no se han percatado. Mientras tanto, la leche se tira....y la espuma crece

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires















Se han visto 29477958 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 67 personas (67 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 04/jul/2020 - 21:11
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay