Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Columnas de Opinión (lecheria) »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: Complicada situación de la lechería que afecta simultáneamente a tamberos y empresas lácteas
20/oct/2008

Ahora si se puede apreciar nítidamente lo nefasto de las políticas implementadas por el gobierno nacional, la mercadería que podríamos haber vendido meses atrás a u$s 4.000 o u$s 4.200 la TT, constituye hoy un stock devaluado, que no tiene colocación, causa estragos en la finanzas de las industrias, condiciona la colocación de la materia prima y le hace perder al Estado importantes divisas, cuando más las necesita

Por: Aldo Norberto Bonaveri .

La lechería argentina se encuentra en una situación realmente complicada; ya en julio con las condiciones imperantes, (cuando el gobierno alcanzó un cuestionado acuerdo con un sector de la producción y la industria) no se satisficieron los reclamos de la mayoría de los tamberos y, para los especialistas en costos, solo los productores más eficientes y con escala obtenían alguna rentabilidad.

El compromiso de referencia finalizaba en agosto, para sufrir en septiembre una prolongación por 30 días, que más que una ratificación significó la impotencia de encontrar una solución. Con la fragilidad propia de estados irresueltos, el contexto resultó fuertemente afectado por la crisis financiera internacional, ingresando de lleno en complejidades de características inusitadas. Cien días atrás se discutía sin los tamberos cubrían los costos o lograban una pequeña ganancia, la actualidad en cambio pone en serio riesgo de quebranto tanto al sector productor, como a buena parte de la industria del rubro; el problema de otrora radicaba en el desmedido nivel de retenciones, hoy la situación es mucho más grave; al productor no le alcanza, las usinas lácteas no pueden y al gobierno se le escabulleron los ingresos por derechos de exportación.

Nadie puede ignorar que el factor fundamental que sobresalta a toda la cadena de valor de la lechería es de carácter exógeno, no obstante el infortunio se vio palmariamente agravado, como consecuencia de los reiterados errores cometidos por la administración central, desaprovechando los vientos favorables para la actividad registrados en el último quinquenio. La nómina de desaciertos en este lapso es tan concurrente como conocida, motivo por el cual me circunscribiré a considerar las equivocaciones incurridas en los últimos meses.

· EXPORTACION DE QUESOS

En una más de sus exageraciones, Guillermo Moreno a fines de julio, como “marcándole la cancha” al por entonces flamante Secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, Carlos Cheppi, ordenó que durante agosto no se vendieran quesos al exterior. La medida en cuestión, anidaba el propósito de obligar a las industrias a acumular altos stocks, forzando así la caída de los precios en el mercado interno; consecuentemente, la medida estimulaba suplantar la elaboración de quesos por leche en polvo, permuta de manufactura que al Estado le favorecía impositivamente.

Por entonces el mundo esta ávido por estos productos, mas los argentinos nos “dimos el gusto” de no satisfacerlo. No por disparatada la medida sorprendió a los industriales, a la sazón, las exportaciones ya venían siendo habilitadas con cuentagotas y, sometidas a engorrosos trámites burocráticos y dilatorios.

A los efectos de entender mejor aquellas maniobras, cabe explicar que en quesos nuestro país es (o al menos era) el sexto proveedor mundial. Durante el primer semestre del año en curso, las exportaciones sumaron 16.043 toneladas, 34,9% por debajo que en el mismo período de 2007.

El impacto ocasionó perjuicios de consideración en toda la cadena, al castigo inicial de marginarse de la demanda internacional, que además de significar el consabido menoscabo económico, se le anexan dos ingredientes no menos importantes; deterioro de la confiabilidad como abastecedora y, generar contraproducentemente un sobre stock , en instancias que se estaba verificando una baja en el consumo interno, coincidentemente con el inicio de un periodo estacional de excedentes en la producción de leche.

Producto de la contrariedad que la absurda prohibición causó en Carlos Cheppi, su vigencia no fue muy prolongada, no obstante duró lo suficiente como para ocasionar daños significativos. La rémora a la salida de quesos al exterior se sumó a una serie de equívocos, que han tornado a los lácteos argentinos en artículos de presencia discontinua en el mercado ecuménico, en consecuencia, conspirando para concertar contratos comerciales de calidad. A los quesos, como a la mayoría de los bienes transables les caben las generales de la ley, deben ser unos productos de oferta constante para los compradores externos. Actuando como lo hacemos, oferentes de ocasión, nos seguirá sucediendo lo de ahora, cuando el importador tiene opciones siempre privilegiará a quien lo atendiendo cuando más lo necesita.

· CIERRE DE PYMES LACTEAS

Las consecuencias directas no se hicieron esperar, las usinas más chicas fueron las primeras recortar horas y también las que comenzaron con suspensiones temporarias, pero esos sinsabores eran solo el principio; al promediar septiembre solamente en Santa Fe cerraron cuatro fabricas, varias optaron por reducir personal y todas, pero especialmente las elaboradoras de quesos acusaron el golpe.

Lo incomprensible es que las dificultades no se desataran cuando ocurriera el colapso de las mentadas burbujas, sino que la debacle se iniciara en plena prosperidad del oro blanco y sus derivados. Es indudable que el trance de la lechería tiene su albor merced a la política intervencionista del Gobierno nacional.

· RESTRICCION A EXPORTACIONES

Desde estas páginas repetidamente he señalado lo nefasto que resultaba para el país las restricciones a las exportaciones, así es como estamos sintiendo las consecuencias de los impedimentos interpuestos al comercio de carnes y, de igual manera debemos deplorar los desatinos cometidos con la lechería. La sumatoria de obstáculos infligidos al sector desencadenó una fuerte caída en las ventas argentinas, (uno de los principales actores mundiales de leche en polvo entera hasta 2006). Con este proceder renunciamos a impulsar el crecimiento de la actividad, con más superficie, nuevos protagonistas, mayor inversión y, más incorporación de valor agregado.

La estrategia intervencionista en el comercio exterior para controlar los precios internos que aplicó el Gobierno, su principal resultado consistió en que la Argentina fue el único país de la región que disminuyó sus exportaciones; un 17%. Todos las demás naciones las acrecentaron, algunas de manera substancial; (Brasil más del 100% y Paraguay 80%,). El promedio regional del cono sur experimentó un incremento de los despachos al exterior del 5%.

Mientras la demanda internacional se mostraba sostenida los errores oficiales parecían relativizarse, pero una vez desatada la crisis internacional, las consecuencias no se hicieron esperar, las industrias lácteas se ven precisadas a malvender en el mercado interno leche en polvo por debajo de los valores FOB, habida cuenta que también en este rubro los compradores resuelven comercializar con sus proveedores permanentes. Los efectos de la adversidad salpicaron a todas las empresas lácteas, pero sin duda las más perjudicadas fueron especialmente a las Pymes regionales.

· PRECIO DE LECHE EN POLVO ENTERA

En los últimos años la novedad la constituía el espectacular alza de los precios internacionales de la leche en polvo entera (patrón que prácticamente determina los precios de los productos lácteos en el mundo), la escalera ascendente coincidió con el período en que Néstor Kirchner fue el ocupante de la casa rosada, llegando a registrar un tope máximo de u$s 5.300 la TT en el viejo mundo; en los últimos meses su cotización venía operando a la baja, influenciada por la excelente sobre producción obtenida por Nueva Zelanda (principal exportador mundial), dicha irrupción masiva en los mercados produjo depreciaciones importantes, hasta llegar en septiembre a los u$s 3.000 la TT.

La sacudida de las bolsas de todo el planeta hizo el resto, prontamente los precios cayeron a u$s 2.800 la TT y, el descenso no se detiene, la semana pasada en Chile se registraron operaciones a u$s 2.300 la TT. Ahora si, se puede apreciar nítidamente lo nefasto de las políticas implementadas por el gobierno nacional, la mercadería que podríamos haber vendido meses atrás a u$s 4.000 o u$s 4.200 la TT, constituye hoy un stock devaluado, que no tiene colocación, causa estragos en la finanzas de las industrias, condiciona la colocación de la materia prima y le hace perder al Estado importantes divisas, cuando más las necesita.

· OPORTUNIDAD PERDIDA

La magnitud de los errores y lo burdo de su instrumentación son elocuentes y, revelan de la ineptitud del secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, como así también la inexistencia de un ministro de Economía; la absurda salida del mercado del tercer trimestre del año le costó al país la friolera de u$s 120.000.000. El absurdo fue tal que se llegaron a retener 50.000 TT de leche en polvo (el equivalente a 5 meses de exportación), sin que se autorizaran los embarques.

· DEMANDA INTERNA

Tampoco contribuye la demanda domestica para atenuar los reveses deparados por los acontecimientos internacionales, el consumo interno marca un declive, el que coincide con el incremento de producción estacional, el sobre stock acumulado y el achicamiento de las necesidades externas.

El tema no es menor, la depresión del consumo local en septiembre registro una merma del 8% y, las estimaciones proyectadas para el último trimestre del año indican que tal comportamiento se mantendría en dicho período.

· COSTOS DE PRODUCCIÓN

Como sucedió en el resto de las actividades productivas la desoptimización de costos llegó a lechería, la alteración en los valores de los insumos y la variación de los distintos componentes es evidente; por cierto que no existe un criterio unificado en cual es por estos días el costo para producir un litro de leche, en tal sentido las evaluaciones van de $1 hasta los $ 1,20; infraestructura, escala, zona y tecnificación inciden en la determinación a efectuar.

Al coste técnico los tamberos le agregan la incertidumbre de la coyuntura, ya se esta verificando una instancia de incremento del endeudamiento de las empresas agrarias que comienza a expresarse en todas las explotaciones, proceso acentuado por las implicancias de la sequía que azotó a vastas zonas del país.

· SUBSIDIOS

La compensaciones establecidas por el Estado si bien con alguna demora se están cobrando, no obstante es importante recordar que el subsidio de $ 0,102 por litro de leche destinado al mercado interno, se asigna sobre los primeros 6000 litros obtenidos en tambos de una producción promedio de 12.000 litros diarios.

· PRECIO QUE NO CONVENCE A NADIE

Transcurridos 20 días de la postergación del acuerdo de julio, se está anunciando para hoy (20 de octubre) un nuevo compromiso. Desde fines del mes pasado en el gobierno se viene trabajando con mucho empeño en alcanzar el mentado entendimiento; justo es reconocer que dado el contexto general se torna esta en una tarea compleja.

Tanto productores como industriales coinciden en sostener que las condiciones vigentes son insostenibles; los tamberos no cubren sus costos y, los fábricas no tienen margen para mantener ese valor. Unos y otros le recuerdan a los funcionarios que cuando otros puntos del orbe se facturaba a u$s 5.200 la TT de la leche en polvo, aquí los precios de corte establecido por el gobierno eran; u$s 2.700 y luego u$s 3.116, ello le cercenaban acceder a una rentabilidad mayor, razón cual ambos actores están sin recursos para soportar perdidas.

Compatibilizar los intereses de las partes es imposible; mientras los tamberos solicitan $1,30 el litro de leche, las lácteas quieren pagar $ 0,85. Por lo tanto se aguarda con expectativas cual será la fórmula que se anunciará en Olivos.

· RESTRICCIONES DE COMPRAS

Las complicaciones imperantes son evidentes, desde principios de mes las industrias han comenzado a limitar sus compras de leche, al tiempo se advierten manejos que orientados a inducir hacia la reducción de los precios, entorno que se verifica cuando los tambos atraviesan la etapa estacional de mayor producción.

No es un dato menor que las principales industrias del sector, un conjunto compuesto por unas 50 grandes y medianas empresas, están dejando de retirar de los tambos aproximadamente 700.000 litros de leche por día.

Simultáneamente 4 empresas lácteas, (hay quien sostiene que son más) están incurriendo en diferir vencimientos, como consecuencia de la imposibilidad de atender sus compromisos en tiempo y forma, producto de los stock inmovilizados. En tal sentido los tamberos están prestando su mejor colaboración, comprendiendo que peor sería que se profundizara mayor disminución en el recibo de leche. .

· HIPOTESIS DE ACUERDO

Según trascendidos, el nuevo acuerdo (a celebrarse hoy), se formalizará con la presencia de la presidenta, Cristina Fernández, rubricarían el mismo, representantes del Centro de la Industria Lechera “CIL” y dirigentes de cámaras tamberas de Santa Fe, Córdoba y La Pampa. La misma fuente anticipa que se pactará un precio mínimo de $ 1,0 por litro.

La vigencia sería hasta fin de año, el Estado nacional se comprometería a adquirir un porcentaje del stock de leche en polvo y quesos acumulado en fábricas

Pero no todos los actores convalidan el convenio, las organizaciones gremiales lecheras de Buenos Aires y Entre Ríos por una parte, y por la otra varias Pymes industriales, por distintas razones rechazan la formula propuesta.

· UTILIDAD DE LOS SUPERMERCADOS

Quienes no parecen haberse enterado de la crisis son los supermercados, con solo recorrer la góndolas se pueden observar que no se produce reducción de precios, seguimientos efectuados en distintas cadenas sobre productos determinados, dan cuenta que la intermediación está obteniendo en ciertos lácteos ganancias del 100%. Y Moreno ¿no se enteró?

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución














Se han visto 26483574 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 77 personas (77 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - martes, 15/oct/2019 - 13:36
Web Dinámica, Sistema FuncWay