Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Columnas de Opinión (lecheria) »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: El aumento de las retenciones lácteas
07/sep/2005

La resolución gubernamental  de aumentar las retenciones a las exportaciones de leche y quesos a 15%. En una primera lectura, se presume un sanción a las usinas lácteas,  quienes aumentaron los precios de la leche, podría terminar por tener un efecto inverso, ya que ante una reducción del valor, la consecuencia natural es una producción menor, lo que conducirá a que el precio de la leche al consumidor vuelva a subir por falta de oferta.

 

Por: Aldo Norberto BONAVERI

El gobierno nacional preocupado por la escalada de precios que se viene registrando en los últimos meses, y dispuesto a jugar fuerte, que no es lo mismo que atacar los problemas en sus causas y no en sus efectos, sin miramientos, utilizó una de las armas predilectas del ministro Lavagna; “ el incremento de las retenciones a las exportaciones ”, este recurso que resultó efectivo con el sector petrolero, fue aplicado en forma intempestiva a los productos lácteos, constituyendo en materia económica, tal vez en el error capital de la administración kirchnerista.

Si bien las retenciones a la producción siempre resultan medidas distorsivas, en este caso la determinación alcanza niveles incompresibles y están fuera de toda lógica, salvo el condimento netamente electoralista que la misma reviste. La medida es a todas luces producto de la improvisación, que pone en evidencia la ausencia de una política de estado para del sector más dinámico de la economía nacional, pretender resolver problemas técnicos con recursos políticos y aplicar estrategias coyunturales, significa un error substancial, que no culmina con el perjuicio que ocasiona directamente al productor lechero, sino que puede tener derivaciones realmente nocivas para el desenvolvimiento de la economía nacional.

Da la sensación que desde el gobierno central se hubieran olvidado de la crisis que durante 2002-2003 tan duro castigó al sector lechero, cuando la producción cayo en un 40% con relación a la registrada en 1999, y como corolario llevó a la desaparición de unos 3.000 productores de leche. El estado de cosas logró revertirse en los últimos 24 meses, ello se logró mereced a el esfuerzo de los productores, más las inversiones inyectadas al sector, tanto por capitales locales, como por aportes canadienses y neocelandeses. Por estos días, y como consecuencia de la recuperación evidenciada, la producción oscila en los 10.000 millones de litros al año. Y aún cuando en el palacio de hacienda se rasgan la vestiduras, el precio es el más competitivo del mundo: u$s 0,16 por litro.

Es importante destacar, que la cuestión de la lechería no es tan sencilla como para resolverla de un plumazo, tal como lo dispuso el PEN, en estos tiempos, el mercado está marcando que existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda. De la misma manera como en otras ocasiones, (algunas muy prologadas en el tiempo) el aumento de la oferta empujaba los precios a la baja, el escenario actual es de extensión. Ello tiene su explicación en un incremento de la demanda externa, puesto que como un suceso trascendente, no solo para el sector, sino para la economía del país, hoy las exportaciones fundamentalmente a Brasil, México, Venezuela, Argelia y otros destinos significan el 30% de la producción.

Tampoco se pueden desconocer que la industria láctea no solo incrementó el precio de la materia que paga a los tamberos, el incremento salarial que debió afrontar con el gremio ronda el 46%, en tanto los aumentos en el costo de la energía eléctrica y el gas natural oscilaron entre el 300% y el 400%, obviamente semejante magnitud en el acrecentamiento de los costos de producción resultan imposible de ser absorbidos.

Por otra parte, el surgimiento de nuevos actores, tales como los llamados "secadores", que son lo que compran leche a fasón, la hacen secar y la exportan. En estos casos, la repercusión en los costos es distinta. Se trata de exportadores transitorios, que al no contar con industrias instaladas ni tener que prever inversiones, aprovechan la coyuntura y no tienen mayores inconvenientes incrementaron los precios que ofrecen al producto, justamente el no tener que contemplar los costos derivados de la infraestructura, cuando la práctica no sea rentable, salen del mercado sin mayores obstáculos.

Además, el cuadro de situación también se complica debido a las condiciones desfavorables de la oferta de leche provocada por la temporada invernal, como así por la sequía que afecta vastas zonas productoras.

L a resolución gubernamental de aumentar las retenciones a las exportaciones de leche y quesos a 15%. En una primera lectura, se presume un sanción a las usinas lácteas, quienes aumentaron los precios de la leche, podría terminar por tener un efecto inverso, ya que ante una reducción del valor, la consecuencia natural es una producción menor, lo que conducirá a que el precio de la leche al consumidor vuelva a subir por falta de oferta.

No es casualidad que La Serenísima, salga a avalar la suba de las retenciones, pues justamente es esta empresa la que se beneficia con la misma, ello como consecuencia de que esta empresa se circunscribe al abastecimiento del mercado interno, por ende les resultaba negativo competir en la compra de materia prima con las empresas que exportaban, dado el substancial mejoramiento de precios en el ámbito internacional. En relación con esta ecuación, fuentes normalmente bien informadas, coinciden en que la industria de General Rodríguez, es uno de los principales contribuyentes a la campaña del Frente para la Victoria en la Provincia de Buenos Aires.

En verdad, llama la atención la ceguera con la que se a manejado el gobierno en este tema, da la sensación que se pretendiera confundir a la opinión pública, aparentando dinámica y aptitud para controlar la inflación, sin reparar en que los daños que puedan causarse al aparato productivo, derivarán invariablemente sobre la economía y el desarrollo de la nación. Resulta muy difícil comprender como se le pretende sacar la rentabilidad a un sector, tantas veces postergado.

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución














Se han visto 26188711 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 53 personas (53 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 15/sep/2019 - 13:05
Web Dinámica, Sistema FuncWay