Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Grandes Eventos Agropecuarios
 
Usted está aquí » Grandes Eventos Agropecuarios » Seminarios »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSEMINARIO AGROTENDENCIAS 2011
01/oct/2011

Agrotendencias 2011 abrió sus puertas con un nuevo llamado al diálogo

En el discurso de apertura del seminario, el presidente de la Federación de Acopiadores de Cereales, Roberto Riva, insistió en la “necesidad de instrumentar mecanismos de diálogo en busca de consensos” que permita el diseño de políticas para proyectar el potencial de la agroindustria.

Ante un auditorio colmado, el titular de la Federación de Acopiadores -la entidad organizadora de Agrotendencias 2011- habló sobre las coincidencias referidas a la importancia de la agroindustria para la Argentina. Coincidencias plasmadas tanto en el Plan Estratégico Agroalimentario (PEA), como en el documento redactado por los ex secretarios de Agricultura. Sin embargo, pidió mayor diálogo y consenso para poder avanzar a paso firme.

“Las coincidencias sobre la importancia de la agroindustria que encontramos en ambos documentos, convalidan las conclusiones arribadas en anteriores trabajos desarrollados por el Foro de la Cadena Agroindustrial, la Fundación Producir Conservando, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo Argentino, la Fundación Directorio Legislativo, el INTA, los grupos Crea, el INAI, entre otros”, dijo Riva ante unos 500 asistentes.

Pero estas coincidencias y las cuantificaciones sobre metas productivas aportadas por el PEA “nos llevan directamente a pensar en la necesidad de instrumentar mecanismos de diálogo en busca de consensos, para el diseño de políticas tanto sectoriales como globales, donde la macroeconomía y el funcionamiento institucional del país tendrán un papel fundamental como requisitos para sustentar un verdadero plan de expansión agroindustrial, en el marco de una estrategia de desarrollo nacional”, insistió el titular de la Federación de Acopiadores.

Luego de brindar un panorama sobre las distintas charlas que se darán en el seminario, Riva hizo especial hincapié en el deseo de los acopiadores de brindar herramientas para la optimización del negocio agropecuario. “No sólo la información más valiosa y actualizada, sino también la explicación de las razones que fundamentan los comportamientos esperados”, explicó.

Por eso “decimos analizar, concepto que pretende ir más allá de informar. Para nosotros significa poder formar opinión sobre la interacción de las variables más importantes y sus impactos en los mercados”, agregó.

En la séptima edición del reconocido seminario sobre perspectivas agropecuarias, el titular de la Federación de Acopiadores recomendó prestar especial atención a la situación climática que acompañará la presente campaña.

Finalmente, Riva reconoció que el mundo “pone a nuestra disposición una oportunidad inmejorable para el crecimiento económico y social en forma sostenida y equilibrada. No la desaprovechemos negando las señales de los mercados y poniendo trabajas a la materialización de nuestras potencialidades productivas”, concluyó.

Habrá Niña, pero de baja intensidad

La soja y el maíz pueden tener complicaciones, pero “no es un escenario catastrófico”, dijo José Luis Aiello. El especialista recordó que el último año fue similar y los efectos fueron menores a la campaña 2008-09. Los factores regionales de diciembre serán decisivos para cada cultivo. Los maiceros deberán pensar muy bien su plan de siembra.

Luego de la apertura del seminario, la primera disertación de Agrotendencias 2011 estuvo a cargo del experto en climatología José Luis Aiello, quien afirmó que los productores deberán afrontar un nuevo año Niña de baja intensidad, aunque los efectos son todavía impredecibles, ya que los resultados de los cultivos dependerán, mayoritariamente, de los factores de pequeña escala que se den en cada una de las regiones agrícolas hacia diciembre.

“Cuando hay Niña, las lluvias son por debajo de lo normal en el 75% de los casos”, indicó Aiello, y sostuvo que “entender estos indicadores de gran escala permite ser exitoso 8 de cada 10 veces”.

Estos regímenes de precipitaciones menores impactan en casi todos los cultivos más importantes, menos en el trigo. Así, los principales damnificados serían la soja y el maíz, pero el girasol y el arroz podrían tener un buen desempeño.

“No hay que hablar tan livianamente de sequía, la sequía es un estado límite. Hay que ser cuidadoso, pero no catastrófico”, apuntó el especialista

Si bien los productores oyen la palabra Niña y tiemblan, Aiello precisó que “este año van a ser relevantes los factores de pequeña escala que no son pronosticables, que pueden influir en una mejora o un agravamiento de la situación”.

Ante un escenario actual de “neutralidad a Niña”, y con un fenómeno que seguirá presente hasta junio de 2012 con efectos alcistas en los valores de la soja, Aiello recomendó “tener mucho cuidado en los planes de siembra”. A los maiceros, les advirtió que una buena decisión sería “salir de la época de floración del maíz entre el 15 de diciembre y los primeros días de febrero”.

El referente concluyó con un mensaje esperanzador, al decir que “la Niña de 2008-09 fue terrible para la soja, pero el año pasado no. Y la de este año es más leve aún”. Para ejemplificar, señaló que en 2008-09, el fenómeno hizo que se produjeran 20 millones de toneladas menos de soja. Sin embargo, en la 2010-2011, “hasta el 15 de enero muchos pronosticaban una producción de soja de 42 millones de toneladas. Finalmente, hubo 49 millones”.

¿Cómo entender la brújula de los mercados?

Los analistas Gustavo López y Daniel Miró abordaron las perspectivas para el mercado de granos, en un mundo signado por crisis financieras, cambios en la matriz de la demanda y el uso de la energía. A nivel local, la campaña 2011/2012 podría llegar a las 120 millones de toneladas de producción.

Daniel Miró, presidente de la consultora Nóvitas, comenzó su disertación sobre perspectivas para los mercados agrícolas del seminario Agrotendencias 2011, organizado por la Federación de Acopiadores, caracterizando la crisis actual y dejando una primera advertencia: “el contexto del mercado es determinante. El mercado tiene razones para tener una tendencia en sí mismo”, aseguró.

Miró se refirió a los cambios en la estructura de la demanda y la introducción de nuevos factores, “que son los verdaderos problemas”. “Lo que vemos es que Europa está emparchando, también EEUU. A mí me parece que lo fundamental es que las soluciones que se aportan no recuperan la confianza”, dijo Miró.

Según el consultor, lo que está ocurriendo tiene un nombre: “progresismo consumista. En esta idea del consumo también está la cuestión del bienestar social. Quienes tienen sus beneficios sociales adquiridos no se quieren bajar”.

En sintonía con este concepto, Miró dijo que “me preocupa el nivel de desempleo, es una crisis financiera que va a devenir en una crisis económica con un profundo trasfondo social y la cuestión de fondo es el progresismo consumista. Se confunde consumo con progreso. Como se confunde crecimiento con desarrollo”, sentenció. “La riqueza se va a repartir de otra manera y a nosotros no creo que nos vaya mal, al contrario”, indicó.

Por otro lado, Gustavo López, titular de Agritrend, explicó que otro de los factores que mueven la aguja actual de los mercados es la volatilidad. “Sabemos de la creciente demanda mundial, pero también de la gran incertidumbre por los movimientos de los fondos”, razonó.

Precisamente, Miró se refirió a las escasas existencias mundiales de aceites y cereales, complementada por una menor actividad económica que podría recortar la demanda, “porque hoy vivimos en un mercado con demanda exacerbada, pero cuidado con la simpleza de decir que cuando la oferta es escasa los precios van a subir. Cuando ya tenemos una escasez, tenemos un problema de demanda. Además, lo difícil es entender la estabilidad o inestabilidad de la demanda”, reconoció.

Pero el verdadero núcleo del problema está en los forrajes. “El caso del maíz es sintomático. Con un récord de cosecha en las últimas 5 campañas, hoy se está en la peor situación de desabastecimiento de la historia. No nos ayuda la cebada, tampoco el sorgo”, se lamentó el titular de Nóvitas.

Por ello, Miró recomendó poner “un ojo en la evolución de la crisis internacional y el otro en cómo estará la producción de soja y maíz en EEUU, y en el corto plazo en lo que pasará en Sudamérica. Este es el desafío”.

La matriz energética

El otro tema a considerar al momento de analizar los mercados de granos son los precios del petróleo y lo que pasará en los países árabes. “La energía es la clave de la recuperación. A ver si nos entendemos, sin energía no hay poder, no hay desarrollo y no hay civilización”, afirmó Miró.

De la mano del petróleo está la cuestión de los biocombustibles. Para el consultor de Nóvitas “está forzada la vinculación entre matriz energética y alimentaria. La matriz energética se va a chupar todo”, alertó.

¿Y por casa?

Por su parte, López señaló que en la Argentina se prevé un crecimiento del área y de producción “con un récord absoluto. Igualmente existen aspectos controvertidos e interrogantes como los precios crecientes de los insumos y los alquileres, una suerte de retraso relativo del dólar, al igual que el divorcio de los precios locales en trigo y maíz, con respecto a los valores internacionales”.

Para López, la campaña triguera llegará a las 13 o 14 millones de toneladas, mientras que el maíz oscilaría entre 25 y 28 millones; en tanto la soja fluctuaría en torno a las 50 millones.

“Vemos una consolidación de la producción en torno a las 100 millones de toneladas y la hipótesis para 2011/2012 es que llegaremos a las 110 o 120 millones de toneladas, de las cuales un 80% se concentra en abril-mayo. Por ello, me preocupa la movilización de los graneles que puede tornarse más conflictiva”, anticipó el titular de Agritrend.

Finalmente, López estimó un aporte de 32 mil millones de dólares en concepto de exportaciones agrícolas. “El ingreso fiscal exclusivo para este año será de unos 9 mil millones de dólares, el 50% de los subsidios totales de la Argentina o el 2% del PBI. El aporte del sector granario es muy importante”, concluyó el también asesor económico de la Federación de Acopiadores.

En carnes, Argentina va a contramano

Cuando en el mundo se incrementa fuertemente la demanda, Argentina destina el 90% de su producción al mercado interno.

Roberto Vázquez Platero e Ignacio Iriarte disertaron sobre las oportunidades que Argentina deja pasar en un contexto de buenos precios.

El tercer módulo de Agrotendencias2011, que se llevó a cabo en la Universidad Católica Argentina con la organización de la Federación de Acopiadores, estuvo dedicado a analizar el porvenir del mercado internacional de la carne.

El primer disertante fue el consultor privado y ex diputado uruguayo Roberto Vázquez Platero, quien expuso sus previsiones para el futuro el mercado cárnico y analizó los principales desafíos de la ganadería en el Mercosur.

En su opinión, un análisis de la situación alimenticia no puede dejar de considerar la fuerte interrelación entre granos, oleaginosas y carnes, porque la mayoría de las carnes se producen con granos o derivados de oleaginosas, compiten por los recursos escasos de tierra y agua, y existe un cierto grado de sustitución en el consumo humano.

Vázquez Platero expresó que “la tendencia alcista de precios está asociada al crecimiento económico de países emergentes y el impacto sobre los patrones de consumo”. En la misma línea, indicó que cuando hay un desarrollo en la población el mundo no incorpora granos a su dieta, sino lácteos, carnes y frutas.

Desde su punto de vista, el alza delos precios también fue originada por un incremento en la producción de los biocombustibles, del precio del petróleo, la depreciación del dólar, la reducción de oferta por factores climáticos, stocks muy bajos en términos históricos de cereales y oleaginosas, especulación financiera, y la aparición del proteccionismo en las políticas comerciales de diversos países centrales.

Como consecuencia, el analista prevé una década de alta demanda, aumento de comercio y precios altos en lastres carnes, con muchos importadores y una oferta que no alcanza a satisfacerla. “Entre los importadores más fuertes del futuro se encuentran Estados Unidos, Japón, México, Corea del Sur, Canadá, y a ellos hoy Argentina no tiene acceso”, indicó. En la misma línea, sostuvo que la faena brasileña está estancada y que la competencia con la frontera agrícola ha frenado el desarrollo de su ganadería. “En Uruguay sucede lo mismo, y Estados Unidos hoy no sabe para dónde ir, porque el alza de los precios de los granos cambió radicalmente la estructura comercial del feedlot”.

Para concluir, Vázquez Platero sugirió que a la ganadería argentina habría que dejarla libre de intervenciones, para que el mercado modele la nueva estructura productiva, y consideró que existen notorias oportunidades de creación de más valor en la cadena cárnica a partir de la diferenciación de productos.

La carne, ¿en extinción?

A continuación fue el turno de Ignacio Iriarte, director de la revista Informe Ganadero, quien observó que la crisis que asola al mercado internacional aún no afectó a nuestro país. “Cae el precio de la hacienda en Brasil por la devaluación; cae en Uruguay porque están más expuestos al mercado internacional, y en Argentina sucede lo contrario: sube el precio, porque el 90% va al mercado interno”, añadió.

El especialista consideró que la cantidad de carne a nivel mundial está tocando un límite, y que los excedentes que se están comercializando se están agotando. La resultante fue que se triplicaron los precios, como producto de un quiebre entre la relación entre la demanda y el disponible para la venta, y acotó que “en Sudamérica, por ejemplo, una de las características de la época es que no hay carne de exportación. En Brasil y Uruguay, por el incremento del consumo interno, y en Argentina, porque tras infligirse numerosos daños quedó afuera del comercio internacional. El bloque que creíamos que iba a apagar el incendio a nivel internacional es el que se está comiendo la carne internamente”, sostuvo.

Según Iriarte, a la ganadería a nivel mundial le soltaron la mano. “Consume demasiados recursos: agua, granos tierra… En Europa ya decidieron que no van a poner un peso para su desarrollo, y la FAO prevé que para el año 2050, sea tan cara como el caviar. La carne vacuna es un dinosaurio que se sigue criando pero en algún momento va a desaparecer”, agregó. En el mismo sentido, agregó que el pollo es por primera vez, en Argentina, una amenaza en serio para la producción bovina.

Sin embargo, sostuvo que si Argentina se decidiera a ocupar los mercados internacionales, cuenta con una ventaja considerable: la imagen de ser la mejor carne del mundo. En la medida que no se continúe desarrollando el feedlot –lo que la igualaría a la estadounidense-podría insertarse con importantes ventajas.

La agroindustria pide pista

La Argentina enfoca su futuro en la industrialización del agro. Los sectores público y privado coinciden en que allí está la clave. Aseguran que con políticas agroalimentarias el país podría producir unos 25 mil millones de dólares más.

El primer bloque de la tarde del seminario, pretendió descubrir el camino para proyectar a la agroindustria como motor del crecimiento económico del país.

“Muchos vinieron pensando que yo iba a hablar sobre un producto y vengo a hablar sobre el proceso que lleva a ese producto”, arrancó diciendo Isidoro Felcman, uno de los responsables del recientemente lanzado Plan Estratégico Agroalimentario, en el panel sobre Potenciales productivos y políticas públicas: “Argentina y la Agroindustria”.

“Un plan estratégico debe generar una visión compartida de futuro y en esta visión el proceso es central, porque implica escuchar al otro, implica participación, involucramiento y -si todo esto existe- se genera compromiso”, continuó.

Según Felcman, el proceso del PEA fue ordenado según dos vías de resolución: la lógica metodológica y la lógica participativa.

Apartar de esto y luego de haber consultado a unos 7.000 actores, de 23 provincias, “se descubrieron dos campos paradigmáticos: el de fronteras afuera y fronteras adentro. Lo que nosotros nos preguntamos es si estos campos son divergentes o convergentes. La apuesta es encontrar un punto de acuerdo”, expresó.

En este proceso del PEA se identificaron 4 elementos: la posición de la Argentina como líder mundial en agro alimentos, la generación de valor agregado en origen, el aseguramiento de la provisión alimentaria local e internacional y el desarrollo de la Nación y sus regiones y territorios.

“Casi todos los actores hablan de crecimiento con desarrollo, con inclusión social y sustentabilidad ambiental. También hablan de la generación de valor agregado en origen, porque es fundamental para la Argentina pensar en la industrialización de la producción primaria y la inclusión de toda la cadena”, reconoció el especialista.

¿Cómo?

“Tenemos que exportar productos alimentarios elaborados. El 50% del comercio mundial se basa en estos productos y la Argentina participa tan sólo con el 2%”, indicó Lucio Reca, exsecretario de Agricultura y uno de los autores del documento “Aportes para unapolítica de estado”.

Bien parada en la columna vertebral del sector agropecuario, la Argentina podría maximizar su presencia internacional y hacer crecer su economía, con inclusión social.

Según Reca, las condiciones para el crecimiento están dadas, pero “necesitamos una visión estratégica del panorama mundial y políticas de estado consensuadas y estables. Hace falta una agricultura próspera para tener una agroindustria próspera”, insistió.

Sin embargo, Rafael Delpech, ex secretario de Agricultura y otro de los autores del documento, consideró que “toda esta visión debería provenir de una verdadera política agropecuaria. No puede ser que el plan estratégico pretenda sustituir esta política”.

Con educación

“La oportunidad que tiene la Argentina hoy es mayor que la que tuvo a principios de siglo. En valor, en variedad de productos, en la distribución del territorio”, ejemplificó a su turno Juan José Llach.

Sin embargo, el ex ministro de Educación sostuvo que las políticas agroalimentarias “no son buenas. Si lo fueran, nuestro país podría estar produciendo 25 mil millones de dólares más, de los cuales 15 mil millones podrían ser de exportaciones”.

Según Llach, el país necesita una buena macroeconomía, con superávit fiscal estructural; mayor atracción para las inversiones, un balance y equilibrio entre exportación y mercado interno, “y un federalismo maduro y solidario, donde la participación directa de las provincias y los municipios en el reparto fiscal sea más importante”. Para el especialista, la clave está en la asociatividad y en los esquemas de distribución de la renta.

“La gran apuesta debe ser por la educación y la salud. Una apuesta a mediano y largo plazo, pero estamos en deuda”, dijo Llach, antes de invitar a la audiencia a sumarse al proyecto Nutrición 10, Hambre Cero, conformado por una red de personas e instituciones que buscan discutir políticas para llegar a este objetivo. “No nos podemos conformar con paliar el hambre, debemos preocuparnos por la nutrición”, destacó.

“Lo que gobierna hoy es el discurso”

Jorge Asís y Juan Carlos de Pablo pusieron fin al prestigioso seminario Agrotendencias 2011.

El analista político habló de “cristinización” de la sociedad y dijo que los números de octubre pueden ser más grandes de lo que se prevén. De Pablo indicó que el desafío será cómo el equipo económico resuelve el estancamiento de la reactivación.

El prestigioso seminario, cerró con el “Análisis político y económico de la coyuntura argentina”, a cargo de dos pesados de la opinión pública: Jorge Asís y Juan Carlos de Pablo. Ambos coincidieron en que, luego del triunfo en los comicios de octubre, al oficialismo le llega el turno de la confirmación en los números de octubre, pero el desafío de una economía que se desacelera.

Asís, escritor, periodista, ex diplomático y autor de más de 20 libros, fue tajante en su diagnóstico: “No hubo ningún presidente que concentrara tanto poder de decisión en su arbitrio personal. Ni Perón, ni Menem, ni Kirchner”. Habló de una “cristinización” de la sociedad y que del “vestidito negro” cuelgan protagonistas muy diversos que simulan muy bien las disidencias: Szpolski y D´Elía, Soria y Verbitsky.

Los números que arrojó el prestigioso analista indican que en octubre Cristina Kirchner obtendría entre el 55 y el 57% de los votos, mientras que Hermes Binner se ubicaría en el segundo lugar con apenas el 17%. “Hay consultores queno quieren transmitir sus números porque temen que sean peores”, advirtió.

Jorge Asís remarcó que, basado en una comunicación ejemplar que “barrió a la prensa”, el kirchnerismo desapareció “con la muerte de Néstor” y que hoy ya es necesario hablar de “cristinismo”. “El problema hoy es que lo que gobierna es el discurso. Se lo toman excesivamente en serio. Con ese panorama, no creo que Cristina esté en condiciones de gobernar con un gabinete de notables”, alertó.

Finalmente, sobre los posibles opositores a futuro, mencionó a Mauricio Macri, quien “no es el opositor, sino que aspira a ser el sucesor”. Pero también mencionó a Daniel Scioli, a quien “ya le están poniendo palos en la rueda”, y concluyó diciendo que Amado Boudou “va a ser causa de la valoración de Cobos en la presidenta”.

Economía

A su turno, Juan Carlos de Pablo habló sobre el contexto mundial y la crisis económica. Desde su punto de vista, “no hay que leer ni lo que dicen los diarios ni lo que dicen los expertos”, ya que no puede saberse a ciencia cierta qué es lo que va a pasar.

Llamó a no exportar ni importar modelos a otras idiosincrasias “porque no sirve para nada”. Resaltó que la crisis estadounidense no es tal, sino que lo que se está discutiendo es cuánto más o menos va a crecer el PBI. Sobre la Unión Europea, aclaró que ninguna como potencia, como Alemania, va a salir a ayudar en este momento a Grecia. “La UE va ayudar a los miembros cuando realmente los sienta al borde del abismo”, dijo.

Confirmó que el crecimiento de China seguirá un rumbo de unos 50 años más y que Brasil, país realmente significativo para la economía local, “está haciendo lo que debe: crecer más despacio y devaluar. Están sacando el pie del acelerador ahora, pero no van a tener que pisar el freno de golpe más adelante”.

El experto señaló que el desafío de la nueva gestión será cómo resolver el “aplanchamiento” de la reactivación económica y qué hacer con menores reservas. “Esta es la primera vez que el equipo económico K tiene que decir que tiene un problema”, apuntó.

Fuente: SAVIA COMUNICACIONES

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires












Se han visto 29073430 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 74 personas (74 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 29/may/2020 - 13:53
Web Dinámica, Sistema FuncWay