Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Ganadería Bovina
 
Usted está aquí » Ganadería Bovina » Sanidad »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: La aftosa en Brasil ¿una oportunidad para Argentina?
05/nov/2005

La oportunidad que pueda presentarse seguramente será importante, pero para que ello ocurra, deben superarse todos los obstáculos. Si no interpretamos cabalmente los imponderables que debemos sortear, el costo que por ello pagaremos será sumamente oneroso.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Desde el mismo momento en que se detectó el primer brote de fiebre aftosa en Brasil, la noticia ganó horas de radio y televisión, como páginas enteras en los medios escritos, también abundaron las conjeturas y los analistas de la situación. Entre tantos comentarios y evaluaciones, hemos observado tratamientos de la problemática responsables y prudentes, en la misma proporción que apreciaciones someras y especulativas.

Las consecuencias que ya afectan a la economía brasileña son graves, sin que aún las autoridades sanitarias y el ministerio competente de ese país, cuenten con elementos de juicio certeros, que le permitan cuantificar la profundidad del impacto final. En medio del infortunio de principal socio del MERCOSUR, se han alzado voces aventurando los beneficios que recogerá nuestro país, a expensas de la desgracia ajena.

Las lucubraciones en esa dirección, encuentran letra en la fácil deducción que surge de observar los cierres de los principales mercados a las carnes del vecino “competidor”, la preocupación imperante en el palacio Itamaraty, como en la demanda ya incrementada de nuestros productos cárnicos. Todas estos desenlaces se ha manifestado y sin lugar a dudas la tendencia se va ha acentuar considerablemente, en tanto y en cuanto no se produzca en nuestro territorio un foco de esta enfermedad, que en la historia tanto daño a causado a la economía argentina.

Demás esta decir que si Argentina sale indemne de este complejo como riesgoso contexto, se verá muy favorecida y fortalecida, máxime que para arribar a ese resultado, tendría que haber dado cuenta de saber impedir verse afectada por la acechanza que hoy pende sobre toda la región. ¿Es posible salir airoso de esta situación? La respuesta sería: no es imposible, pero nada fácil de resolver, sobre todo, si somos conscientes de la multiplicidad de factores que pueden incidir en una eventual infección de nuestros rodeos.

Sin caer en falso optimismo, es oportuno señalar que hay indicios que desde distintos ámbitos se está actuando a la altura de las circunstancias, esto sería aplicable tanto para las medidas adoptadas por el SENASA, como así también a la responsabilidad con que están actuando determinados sectores vinculados directamente a la cadena de ganados y carnes, quienes privilegian centralizar el enfoque en perspectiva, por sobre lo coyuntural.

Parecida sensación arrojan las expresiones vertidas por los funcionarios de los entes sanitarios que integran el Comité Veterinario Permanente del Consejo Agrícola del Sur, (MERCOSUR más Bolivia y Chile) organismo que en reciente sesión de Montevideo, coincidieron en la necesidad de abordar la cuestión como un problema regional, desechando hacerlo en determinado país particularmente. Por imperio de la realidad, es menester que los socios del MERCOSUR y países aledaños sepan consensuar una estrategia adecuada para enfrentar la crisis, como así también pergeñar una política sanitaria sustentable en el mediano y largo plazo.

En el combarte contra el virus de la aftosa, no deben quedar detalles librados al azar, muy importante es la docencia y la concientización de la población en general y de la zonas amenazadas en particular, se debe comprender que las enfermedades no saben de fronteras políticas, en tanto que ninguna persona debería considerar que estamos exentos de sufrir un foco en cualquier país de la región.

En lo que a nuestro país le concierne, se están involucrando instituciones tales como, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional, Policías provinciales y Aduana, con lo que se han intensificados los controles internos, poniendo énfasis en la prohibición de ingreso desde países vecinos de animales, productos y subproductos que pudieran ser portadores del virus.

Como no podía ser de otra manera, en Brasil el problema ha calado muy hondo, así lo evidencia el accionar del Ministerio de Agricultura de la República Federativa que ya tiene dispuesta una campaña de revacunación de más de 161 millones de cabezas de bovinos, algo así como el 80% del total del stock ganadero más numeroso del mundo.

Prudencia, trabajo, dedicación, responsabilidad y compromiso, estas son las herramientas que tiene Argentina para hacer frente a la seria contingencia planteada, a ellas no solo deben apelar las autoridades competentes, sino todos los que de una u otra manera estamos vinculados con la actividad pecuaria, directa o indirectamente. Estas premisas nos orientan a desterrar cualquier análisis especulativo o triunfalista, la oportunidad que pueda presentarse seguramente será importante, pero para que ello ocurra, deben superarse todos los obstáculos, los previsibles como los espontáneos. Si no interpretamos cabalmente los imponderables que debemos sortear, el costo que por ello pagaremos será sumamente oneroso.


 

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución














Se han visto 26189137 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 66 personas (66 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 15/sep/2019 - 13:45
Web Dinámica, Sistema FuncWay