Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un Amigo“Su partida sí fue algo positivo para Bolivia”
30/nov/2019

Almagro sobre Evo Morales en entrevista con Conclusiones

CNN Español) – Hoy hay una responsabilidad política clara de Evo Morales que lo lleva a renunciar”, aseguró Luis Almagro, secretario general de la OEA, durante su entrevista con Fernando del Rincón en Conclusiones. Almagro habló en detalle de la situación que atraviesa Bolivia tras las cuestionadas elecciones de octubre, la auditoría realizada por la organización que lidera y la renuncia del expresidente Morales, a la que calificó como “algo positivo” para el país.

Durante el diálogo, el secretario general explicó su versión del momento en que Morales le solicita a la OEA que no publique el resultado de la auditoría, lo que tildó de “inaceptable”. En la conversación también se abordó la situación en Nicaragua con Daniel Ortega y lo que Almagro denomina un patrón de desestabilización de Venezuela y Cuba en otros países latinoamericanos. Aquí la entrevista completa.

Fernando del Rincón: Déjeme entrar de lleno con un tema que sin duda alguna generó mucha polémica y después hubo muchas dudas. Estoy hablando de Bolivia. Una visita que realizó usted en mayo de este año a Bolivia fue interpretada por muchos como un espaldarazo para la reelección de Evo Morales. Sin embargo, ahora la OEA tuvo un papel muy importante con el tema de la auditoría. Yo le pregunto: ¿usted cree o interpreta esto como una reivindicación del resultado de la auditoría ante los bolivianos, que después de esa visita que tuvo usted dudaban de la capacidad de la OEA, no solamente durante la elección, sino también la auditoría? Incluso había voces que decían no queremos la auditoria de la OEA por esa visita que había hecho. ¿Siente usted que eso fue una reivindicación tanto de la OEA como de Luis Almagro ante los bolivianos?

Luis Almagro: Siempre lo que tenemos para ofrecer de la Organización de Estados Americanos, desde la Secretaría General, de los órganos políticos, es la seriedad del trabajo de la organización para asumir la agenda regional. En este caso, en Bolivia, fue un proceso que comenzó con esa visita en mayo cuando firmamos los acuerdos que permitieron la instalación de la misión de observación electoral. A partir de ahí, como hemos trabajado el tema electoral, la integralidad de ese proceso electoral durante todo este tiempo. Son procesos evolutivos en la política. No hay fórmulas mágicas. Simplemente estamos haciendo trabajo de acumulación política de confianza y vamos, obviamente, apuntando a generar las condiciones que nos permitan dar certezas. Eso es lo que necesitan los pueblos. El pueblo boliviano, en este caso, necesitaba certeza respecto a su proceso electoral. Y definitivamente la Organización de Estados Americanos, las capacidades que tiene la misma para observar, es un proceso, iban a hacer la diferencia en cuanto al resultado, y cómo ese resultado iba a ser visto. Por lo tanto, desde el comienzo de las negociaciones, hasta el informe final de la auditoría que saldrá en estos días, más el acompañamiento al próximo proceso electoral, es toda una secuencia de gestiones, negociaciones y trabajo que apunta a respetar la voluntad del pueblo boliviano que fue desde nuestra perspectiva, lo que nos interesaba desde el comienzo.

Fernando del Rincón: ¿Usted se arrepiente de haber realizado esa visita en mayo al expresidente Evo Morales o lo haría de nuevo?

Luis Almagro: Lo tendría que hacer de nuevo. Sin esos eslabones fundamentales en ese proceso no hubiéramos llegado nunca a tener la posibilidad de culminar nuestro trabajo con el informe de la misión de observación electoral y con el informe preliminar de la auditoría y el informe final de la auditoría que saldrá próximamente. Todos estos trabajos son de acumulación política. Si quería alguno que empezáramos por el final no iba ser posible. Todo este proceso apuntaba a un objetivo claro que en definitiva fue trabajado de esa manera y era dar certeza a la gente y eso puede ser una satisfacción profesional. Pero ya estamos enganchados con el siguiente proceso por lo tanto tendremos que seguir trabajando.

Fernando del Rincón: Cuando le pregunté en su momento si la reelección es un derecho humano, el secretario Almagro, me lo dijo aquí, para mí no es un derecho humano. ¿Se acuerda no?

Luis Almagro: Sí, lo recuerdo perfectamente. Desde el punto de vista de la opinión del secretario general no es un derecho humano y nunca lo fue en mi conceptualización política y filosófica, y siempre lo hemos expresado de esa manera. Me gustaría, definitivamente, que esto sirva para que tengamos una opinión consultiva de la Corte Interamericana que radique esa duda de una vez por todas, y que ya ese argumento no sea nunca más utilizado en el continente porque los precedentes al respecto han sido muy negativos y por lo tanto es hora de dar un paso adelante, que este tema quede resuelto. Si lo pudo hacer la Comisión de Venecia a nuestro pedido, es hora que lo haga la Corte Interamericana de Derechos Humanos y salimos de este tema definitivamente y ya no dependemos de ningún precedente para establecer la opinión constitucional que corresponde. Ojalá que tengamos siempre también tribunales electorales que no permitan estas cosas, que sean independientes, que no permitan estas cosas, poderes legislativos, judiciales que no permitan eso es fundamental y verdaderamente un punto crucial del fortalecimiento democrático del continente. Esta es una de las cosas que tenemos que responder de una forma definitiva.

Fernando del Rincón: La Corte Interamericana tiene que hacerlo, pero en su momento no lo hizo. ¿Estuvo a la altura de las circunstancias? Porque a partir de eso es que vimos todo este desastre en Bolivia. Tal vez si la Corte Interamericana hubiera tomado una decisión, tal vez las cosas serían diferentes. ¿Cree que estuvo a la altura o le faltó?

Luis Almagro: No vamos a mirar para atrás, no vamos a juzgar el pasado, sobre todo que este proceso ha logrado finalmente encausarse en una dinámica de democratización y de reinstitucionalización. Pero sí es importante que ocurra hacia el futuro y que eso que hizo la Comisión de Venecia en su momento, que podemos argüir que también lo debería haber hecho la Corte o la Comisión, se haga en el futuro. Eso es absolutamente necesario. Y a esta altura es una responsabilidad insoslayable de la Corte Interamericana con los sistemas democráticos del continente.

Fernando del Rincón: Evo Morales acusa a la OEA y a los militares de derrocarlo. ¿A qué atribuye usted la salida o la renuncia, vamos a decir la renuncia de Evo Morales? ¿A qué la atribuye usted? ¿A la presión de los militares, efectivamente a la presión de la OEA, o a qué cree usted que responde la renuncia de Evo Morales?

Luis Almagro: Responde a haber quedado en evidencia las variables dolosas que fueron utilizadas durante la totalidad del proceso electoral. Y cuando las mismas quedan claramente probadas a partir del informe preliminar de la auditoría, él siente que ya había sido golpeado por el resultado electoral, es golpeado ante estas evidencias y se tiene que ir. Es una reacción muy natural. Hoy, unas semanas después, se le pueden echar las culpas a quien quiera. Él sabe, yo lo sé, que él tuvo que renunciar porque simplemente la situación era insostenible después de haber probado esas maniobras dolosas de alteración del resultado electoral.

Es algo que pasó ya en el continente antes. El caso de Fujimori es también muy claro al respecto: comete un fraude electoral y se tiene que ir. Y no es que le dicen por favor renuncie; en realidad uno se tiene que ir solo es esos casos. Vamos a poner que el día 20 de marzo es mi reelección, la elección del secretario general de la OEA. Y vamos a poner que son alterados los resultados utilizando diversos artilugios o una urna de votos con fondo doble o agregando o sacando votos o manipulando las actas y me descubren. Me tengo que ir corriendo. Eso es una cuestión de responsabilidad política básica. Uno no puede tomar otra decisión que irse, que asumir la responsabilidad de haber cometido un acto con esas características le implica a uno el descrédito absoluto desde el punto de vista político y tiene que abandonar las funciones, para las que había sido elegido en su momento. Cuando Fujimori se va, tampoco había sido un golpe, el golpe lo había dado Fujimori al realizar el fraude electoral. No lo da el que le dice “renuncie”. Obviamente que no y este caso es muy semejante.

Todas las instituciones tendrían que haberle dicho “renuncie”, el Congreso también, el Senado también, el Tribunal Constitucional también. Si el Tribunal Electoral hubiera sido independiente también. Todo el mundo tendría que haberle señalado y como lo señalaba la sociedad civil y los demás partidos políticos. Era algo obvio que tenía que hacer. Y creo que era algo que él sentía también. Si usted ve la carta de renuncia de él, él no responsabiliza a los militares en esa ocasión. En la carta de renuncia él habla de una presión cívico policial, pero la renuncia es la renuncia…

Fernando del Rincón: Pero Evo Morales no asume responsabilidad hasta el día de hoy, no asume responsabilidad, continúa acusando al gobierno interino de Jeanine Áñez y de ahí la pregunta ¿Renuncia porque hace un mea culpa o porque está huyendo de cualquier responsabilidad que pudiera enfrentar?

Luis Almagro: Sí, por estas investigaciones. Hoy hay una responsabilidad política clara de Evo Morales que lo lleva a renunciar. También hay responsabilidades que tendrán que ser investigadas en su momento, el restricto apego al estado derecho y a la justicia, por las cuales eventualmente esas responsabilidades penales, criminales, a las que usted hace referencia, pueden extenderse bastante más allá del Tribunal Supremo Electoral. Claro que una vez que él tiene conocimiento de la situación por lo menos intenta encubrirla, ni hablar de otras acciones que trataron de validar esos resultados que le favorecían. Entonces es una responsabilidad política muy clara al respecto, por ahí también, y deben ser investigadas, esas responsabilidades criminales a las que usted hace referencia.

Fernando del Rincón: En este gobierno interino de Jeanine Áñez ¿se debe iniciar ya ese proceso, debería iniciarse ya esta investigación de posibles hechos criminales, responsabilidades penales, o cree usted que debe ser el nuevo gobierno que resulte de la próxima elección que se lleva a cabo en Bolivia? ¿Debe de hacerse de inmediato o esperar?

Luis Almagro: Yo creo que primero es necesario la más plena autonomía del poder judicial y es necesario rescatar y trabajar constitucionalmente para alcanzar niveles de la más plena independencia del poder judicial que no debe ser influido ni por este gobierno, ni por el que viene, ni por ninguno. Y estas investigaciones deberán hacerse con los criterios técnicos que se necesiten aplicar y determinando objetivamente las responsabilidades que ha habido. No creo que sea una responsabilidad de ningún gobierno, la responsabilidad del gobierno será simplemente asegurar la autonomía y la independencia del poder judicial para que esto sea investigado adecuadamente.

Fernando del Rincón : La salida de Evo Morales de Bolivia, ¿fue lo mejor para Bolivia en este momento? ¿Qué cree usted?

Luis Almagro: Creo que sí en el sentido…en el marco institucional en el que estaba el país, que él saliera sin asumir la responsabilidad quizás no es la mejor situación, pero Bolivia precisaba fundamentalmente estabilidad, paz, pacificación. Precisaba un proceso de diálogo y de negociación, que estuvieran lo menos contaminados por las variables políticas anteriores y que se pudiera trabajar un futuro en el cual las razones de polarización que habían llevado a Bolivia, empujado a Bolivia en la última década y media desapareciera completamente. Entonces, en definitiva, su partida sí fue algo positivo para Bolivia.

Fernando del Rincón: En este sentido, se va a México, recibe el asilo y precisamente México junto a otros países critican fuertemente lo que ocurre en Bolivia, aseguran prácticamente que es un golpe de estado o en el mejor de los casos, el quebrantamiento del orden constitucional. ¿Qué responde usted a aquellos que insisten en esto, por supuesto el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y otros países que conoce muy bien como Venezuela, Nicaragua, incluso Argentina, el presidente electo sigue esta misma línea, dicen que es un golpe de Estado?

Luis Almagro: Nosotros nos hemos expresado al respecto, hemos sido claros al respecto, lo hemos reiterado al comienzo de esta entrevista. En cada uno de los casos ha quedado claro que cuando hay una manipulación dolosa de un proceso electoral como este las responsabilidades políticas están claras. Que es aquel que es responsable último de la misma y los responsables en cadena tienen que dejar sus puestos porque ya han perdido completamente la confianza de la ciudadanía y las instituciones.

Fernando del Rincón: ¿Por qué Evo Morales asegura que cuando se tiene listo el resultado de la auditoría intentó contactarlo a usted? ¿Es cierto que lo intentó contactar? ¿Por qué no habló usted con Evo Morales? ¿Qué pasa en este intercambio? ¿Y por qué les pide que no publiquen el resultado de la auditoría?

Luis Almagro: La historia es bastante diferente a eso. En primer lugar, nosotros teníamos un comunicado ya listo desde el mediodía, por el cual pedíamos nuevas elecciones, era un comunicado de la Secretaría General. Es el presidente Evo Morales quien señala no podíamos sacar ese comunicado de esa forma porque resultaba una opinión política de la Secretaría y por lo tanto necesitábamos fundamentar ese párrafo con los informes técnicos correspondientes. Eso fue exactamente lo que hicimos y se los dimos con suficiente antelación. Y es cuando Evo Morales ve que esos resultados de la auditoría son absolutamente contundentes, que quiere parar entonces ese informe preliminar de la auditoría. Eso era inaceptable…

Fernando del Rincón: ¿Qué responde usted a esto de dobles estándares en los que dicen prácticamente ir en contra de estos países alineados y no así de los gobiernos por ejemplo de Iván Duque, de Sebastián Piñera, de Lenín Moreno?

Luis Almagro: Eso es algo completamente falso y también es una dimensión de críticas que tienen un fuerte componente ideológico y que es inamisible. Esa misma gente, en otras ocasiones, tampoco las ha obviado u omitido y muchos saben que han asumido responsabilidades políticas. Usted mencionó algunas al principio que me valieron muchas críticas de la derecha. El caso de Bolivia es muy paradigmático en esto, hubo un momento, determinados meses, que fui criticado por la derecha o la oposición política del país y otros momentos, como ahora, que soy criticado por la izquierda del país…

Fernando del Rincón: Sobre Ecuador, Chile, Colombia, tal vez un poco en Perú ha habido movimientos sociales muy importantes desgraciadamente con actos de violencia, actos vandálicos de un nivel considerablemente delicado muy importante, con consecuencias dramáticas, trágicas… Y lo escuché a usted decir en algún momento que ahí había un patrón de desestabilización de Venezuela y Cuba en los países latinoamericanos. Usted mismo dijo: “Primero en Colombia, Ecuador ahora también en Chile”. ¿Sostiene esto? ¿Cree que se trata precisamente de un plan de desestabilización de estos países para el resto de Latinoamérica?

Luis Almagro: Es muy claro, el patrón cubano de desestabilización del continente ha tenido décadas y ha actuado de diferentes maneras, utilizando diferentes instrumentos y variables democráticas han sido afectadas de muy diversas formas por este país. La irradiación de desestabilización por parte de Venezuela es muy clara también y acá nos estamos enfrentando a patrones de violencia que son inadmisibles en primer lugar, pero son muy nuevos y con variables que definitivamente no tienen una correlación semejante con acciones en el pasado. Tenemos que separar las dos cosas porque hay protestas sociales legítimas. Las ha habido siempre, las ha habido estos cinco años, y las ha habido en los quince años anteriores. Y esas protestas sociales legítimas que tienen que ver con salarios, pensiones, sistemas de salud, sistemas educativos, han sido recurrentes y han sido permanente en nuestro continente. Y esto es una lógica que sí debe ser atendida y contemplada y sí deben canalizarse por los mecanismos de diálogo social correspondientes que permitan las soluciones…

Fernando del Rincón: ¿Cómo lidiar con el tema del régimen de Ortega cuando se presentan informes de cualquier parte, no le dan la razón al mismo y se rechaza, se califica como injerencista? ¿Debería ser expulsado Nicaragua de la OEA?

Luis Almagro: El pueblo nicaragüense necesita una solución, el pueblo necesita redemocratización, necesita que haya un sistema de garantía que le permita el más pleno respeto de sus derechos humanos. Eso es lo fundamental y nosotros queremos trabajar para lograr eso. Y eso tiene que ser también un proceso de acumulación política que permita llegar al país lo antes posible con elecciones libres, justas y transparentes dentro del marco de un sistema político que te garantice los derechos civiles y políticos fundamentales al respeto…

Fuente: NCN en Español

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 27098247 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 122 personas (122 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 12/dic/2019 - 20:57
Web Dinámica, Sistema FuncWay