Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEl reconocimiento,… a quienes más lo merecen.
05/nov/2019

Sabíamos de su adoctrinamiento revolucionario, y de su consigna de que “CUANTO PEOR,….MEJOR”.

Por Ing. Agr: Daniel Carlos Besso 

Puede ser que el amigo Mauricio, haya experimentado rápidamente, una maduración en sus habilidades políticas.

Pero no olvidemos que puede ser que haya sido el aluvión democrático, que generó la población de la clase media, en especial, la de mediana edad, que no le haya permitido echarse para atrás.

Como un general, debió seguir avanzando al frente de sus tropas, puesto que éstas, caminaban a paso vivo y decidido, a vencer pese al muestrario de trampas y “manganetas”, que ensayó “vamos por todo”, en cada elección en las que participó.

Sin desmedro de que muchos participantes de éste “aluvión cívico”, no fueron bien tratados ni comprendidos por el gobierno de Cambiemos.

Que muy por el contrario, se gastó el esfuerzo de esta gente, en atender las necesidades, o supuestas necesidades de aquellos que jamás comprenderían la naturaleza de ese esfuerzo, y menos agradecerían. Fueron adoctrinados en sus derechos y jamás en sus obligaciones.

Que ese esfuerzo fiscal que se destinaba a planes sociales, era “hábilmente interceptado” por aquellos que minarían la democracia persiguiendo sus ambiciosos planes de poder.

Pese a eso, la ciudadanía vocacionalmente democrática, puso el pecho.

Es por eso que merece el principal reconocimiento. Y que estratégicamente se prepare otra estrategia para el regreso al gobierno, que creo que se dará sin duda alguna, siempre que se mantenga el espíritu de lucha y se mantengan las marchas vigilantes para impedir el regreso de quienes siempre piden y nada respetan.

Las marchas auto convocadas , fueron cada vez más numerosas. Era notable ver la composición de las edades, de los asistentes.

Fue visible que había mucha gente mayor. Es que la gente mayor, siempre tuvo muy claro quiénes eran los opositores a vencer. Conocieron su accionar en otros tiempos y de ningún modo le cupo en su momento, el relato mentiroso, esa re edición de la historia, que negó los crímenes de los terroristas que asolaron el país.

Es que muchos, vivimos esos años de plomo. No nos la contaron la historia, la vivimos. Discutimos con esos personajes siniestros, en nuestras actividades universitarias. Sabíamos de su adoctrinamiento revolucionario, y de su consigna de que “CUANTO PEOR,….MEJOR”.

Es por eso que el pueblo advertido de quienes eran, se unió espontáneamente para cerrarles el paso.

Muchos jóvenes, no comprendieron la naturaleza verdaderamente dramática a la que aún nos enfrentamos.

En 1983, llegaron los vientos refrescantes de la democracia, cuando el Dr. Raúl Alfonsín recitaba el preámbulo de la Constitución Nacional, todos nos emocionabamos hasta las lágrimas.

En el acto de cierre del Partido Justicialista, el sindicalista Herminio Iglesias, incendió sobre el palco, aquel tristemente famoso féretro negro, con la sigla U.C.R.

Los ciudadanía ante semejante espectáculo exclamó: ¡¡¡¡Noooo, otra vez sopa, nooo!!!!

Acabábamos de salir de una de las noches más oscuras que vivió nuestro país en toda su historia.

Una sorda guerra civil. El terrorismo inició esa guerra, usando métodos cobardes, bajos y oscuros. Cometían atentados con bombas, matando indiscriminadamente. Se amparaban en el hecho de que en una guerra “hay daños colaterales” y que de algún modo era un precio que había que pagar, por una “supuesta liberación”.

Nunca pensaron que los militares fuesen a obrar con idénticos métodos, pero con todo el poder de fuego que da el uso de la fuerza militar.

Fue así que en Diciembre de 1983, en la alegría, la emoción del momento y con el entusiasmo, decidimos no adoctrinar ni machacar la historia sobre la cabeza inocente de nuestros hijos con el recuerdo de semejante tragedia. Creímos que sobre el odio, no se podría reconstruir nada sólido

Nos equivocamos.

Hoy nuestros hijos nos miran asombrados ¿de dónde salió súbitamente tanta pasión política? La historia real, les resuena como una lejana novela de guerra que ocurrió en un lejano país. No alcanzan a comprender que en sus discusiones políticas, sus propios padres, fueran amedrentados con una 9 mm sobre el escritorio. No pueden comprender que a las 2 de la mañana, se escucharan noche a noche, algún tableteo de una PAM, tiros de ITAKA y de Browning.

No,….eso se les hace cuento . No podían haber ocurrido esas cosas en las calles que luego transitaban para ir a la escuela.

Sus padres, conscientes de las intenciones de esa gente, entraron en angustioso pánico, y me parece, que comprendieron que no quedaba más espacio para el “NO TE METÁS”.

Comprendieron que habíamos llegado a donde estábamos, por esa misma indolencia y hoy pagábamos muy caro el desinterés en la política.

Se dejó durante mucho tiempo, el campo libre a aquellos que llegan a la función pública, con la única vocación de meter la “mano en la lata”.

Es por eso que sin desmerecer, las capacidades de Mauricio, me parece que sería muy injusto no reconocer a los verdaderos gestores de un movimiento que está destinado a crecer y mucho. Está compuesto por una gran cantidad de héroes anónimas/os que pusieron el cuerpo. Desvelaron sus noches. Trabajaron muchísimo. Desinteresadamente.

Comprendieron que estaban defendiendo a su descendencia. Que no habría fortuna que pudieran dejarles y que los amparase de un futuro venezolano.

Como desde mucho tiempo atrás, prevalecieron las mujeres. Hembras que sacaron a flor de piel los rasgos más combativos. Totalmente desinteresadas, incansables, luchadoras.

Miles de Betty`s Rochaix, de Noemí `s De Napoli, de Elsitas Strina, de Nélida`s Pietropaolo, de Cristinas Suarez, y otras miles (otros también), arrastrando sus humanidades, cansadas,…..Agotadas, ojerosas, formaron un cordón de fiscales que vigilaron, hasta donde pudieron e impidieron que “vamos por todo”, desplegara su arsenal de manganetas.

Como les decía el General: “son todos buenos muchachos pero cuando se los vigila, son mejores”.

La marcha en que “el verdadero pueblo democrático” salió a la calle, a manifestar su rotundo repudio por la muerte del fiscal Nisman; una tarde de lluvia torrencial, todos empapados hasta los huesos; nos permitió advertir que algo había cambiado en el país. Ese pueblo tomó conciencia de que hay límites para el accionar político.

El fantasma del fiscal, ronda acusador al movimiento “VAMOS POR TODO”. De ahora en más, no se toleraría el asesinato, como un término de la ecuación política.

No se perdonó ni se perdonará, la corrupción. La corrupción, termina llevándose vidas de argentinos, trabajadores como las 52 almas en la estación de Once.

Por esa causa existe la grieta.

Esa grieta no es ideológica, ES MORAL. Por esa razón no es tan fácil que se cierre.

Hay dos maneras de transitar y de conducirse en este mundo:

Por principios éticos.

Por conveniencias personales circunstanciales.

Los principios éticos, son aquellos que permiten a una sociedad, vivir en armonía, gracias al respeto mutuo.

El segundo, las conveniencias circunstanciales y personales sin resguardos más allá del interés personal, aquí y ahora; es “hacer negocios con el Diablo”.

….Y ya sabemos, que tarde o temprano,….”El Diablo pasa a cobrar”.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución














Se han visto 26734760 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 50 personas (50 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - martes, 12/nov/2019 - 08:14
Web Dinámica, Sistema FuncWay