Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Biotecnología
 
Usted está aquí » Biotecnología » Infraestructura y equipamiento »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoDESDE MANFREDI, EL INTA INAUGURÓ LABORATORIOS DE PUNTA
12/may/2010

Junto al ministro de Agricultura de la Nación -Julián Domínguez- y su par cordobés -Carlos Gutiérrez-, el presidente del INTA -Carlos Casamiquela- inauguró hoy el nuevo complejo de laboratorios de la estación experimental Manfredi, ubicada en el centro Norte de la provincia de Córdoba.


Unos 150 invitados especiales presenciaron el tradicional corte de cinta, que contó con la presencia del Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca -Julián Domínguez-, el Presidente del INTA -Carlos Casamiquela- y el director nacional de la institución -Néstor Oliveri-, el director del Centro Regional Córdoba -Emilio Severina- y los directores del unidades Marcos Juárez y Manfredi -Marcelo Tolchinsky y Enrique Ustarroz, respectivamente-.

"La investigación es clave para la soberanía nacional. El desarrollo tecnológico debe estar al servicio del crecimiento productivo", aseguró Domínguez, y añadió: "El INTA es uno de los mejores rostros del Estado, ya que a través de un trabajo territorial, brinda respuestas a las necesidades concretas de los hombres de campo". El ministro también ponderó el rol de los investigadores nacionales y sostuvo que "serán protagonistas de la Argentina del Bicentenario".

"He tenido el privilegio siempre en compañía del ministro Domínguez de inaugurar en los últimos cinco meses cuatro laboratorios con equipamiento de punta en el INTA en distintos puntos del país", expresó Carlos Casamiquela, quien destacó que "estas cosas no son casuales: en los últimos años hemos visto recuperado nuestro presupuesto. Esto ha permitido poner en funcionamiento laboratorios como el que estamos inaugurando en Manfredi".

En la misma línea, Casamiquela completó: "Estamos en una zona de alto nivel de competitividad y de presencia de lo que es producción nacional y el INTA tiene que estar acorde a las demandas que surgen del crecimiento y desarrollo de esta región”. Además, el presidente del INTA destacó el apoyo brindado por el ministerio de Agricultura: "Desde su creación, la cartera que dirige Julián Domínguez ha impulsado fuertemente el trabajo del INTA, al considerarlo una prioridad estratégica", manifestó.

Por su parte, Ustarroz explicó que "con este laboratorio central logramos la mayor eficiencia de un equipamiento con características superiores, de última generación y alta resolución como, por ejemplo, los analizadores de nitrógeno automáticos, que son una inversión fuerte y se utilizan en los diferentes productos".

La "nueva joya del INTA Manfredi" ocupa unos 2.600 metros de superficie, donde se reúnen los laboratorios de biotecnología, de calidad nutricional de granos, forrajes y nutrición animal y el de suelos y agua, además de instalaciones de uso común.

El proyecto fue financiado con fondos del organismo y, actualmente, la inversión suma unos cinco millones de pesos para beneficio de investigadores, becarios y del sistema productivo regional. Además del uso común de los equipos y la mayor funcionalidad de la infraestructura, a corto plazo se implementará un punto único de recepción de muestras de materiales, del INTA y de clientes externos, mediante la utilización de una base de datos.

De acuerdo con los técnicos, esta nueva cartera de proyectos del INTA privilegia el trabajo en red con todos los grupos de investigadores propios y con los de las universidades y del Conicet, para evitar la superposición de temas y economizar recursos.

Los laboratorios, uno por uno

Integrado a la red de laboratorios de biotecnología que el instituto tiene a escala nacional, el de Manfredi trabaja en investigación y mejoramiento de cultivos, brinda apoyo a otras unidades y juega un rol fundamental para acelerar los procesos, asistiendo a las áreas de mejoramiento genético mediante el uso de marcadores moleculares. Está preparado inclusive para obtener cultivos o materiales transgénicos. "No sería hoy la prioridad, pero puede llegar a ser en el futuro", señaló Ustarroz, director del INTA Manfredi.

En el caso del laboratorio de producción animal, se llevan a cabo los análisis requeridos para todas las investigaciones de la unidad y también ofrece servicios a terceros que, por ejemplo, envían muestras de forraje para evaluar calidad nutritiva. Lo mismo hace el laboratorio de suelos y agua, con servicios internos y externos.

"Estos laboratorios actúan como herramienta para agilizar los procesos de investigación. Por ejemplo, el mejoramiento de variedades de semillas se vale de la biotecnología, el instrumento más reciente en Manfredi. La unidad histórica está en el centro de investigación de Castelar, que coordina y relaciona a otras 11 unidades del interior", explicó Jorge Omar Gieco, responsable del grupo de trabajo de biotecnología.

A su vez, el laboratorio de calidad nutricional de granos asiste a las diferentes áreas que necesitan este tipo de datos y realiza trabajos en conjunto con otras estaciones experimentales. Uno de sus logros es haber realizado una caracterización de la calidad del maní, un proyecto que contempla diferentes acciones, en alianza con la Fundación Maní Argentino.

Las unidades del interior atienden la demanda de los programas de mejoramiento a nivel regional. En el caso de Manfredi comprende cuatro cultivos: alfalfa, girasol, maní y sorgo.

Las técnicas moleculares permiten asistir al mejoramiento que, sin la infraestructura y el equipamiento, serían imposibles de concretar. A escala internacional, todas estas áreas son consideradas estratégicas debido a que potencian las técnicas de mejoramiento agrícola tradicional y, además, permiten disminuir costos y obtener creaciones fitogenéticas que de otra manera no se lograrían, como en el caso de las semillas transgénicas.

Escudo genético

Las unidades locales, como Manfredi, trabajan con una genómica menos compleja: tal el uso de marcadores moleculares para obtener genes de interés agronómico. Estos genes son los que confieren a los cultivos resistencia a estrés biótico, como enfermedades y plagas y abiótico como tolerancia al frío, salinidad, sequía, etc. Por medio de los marcadores moleculares se busca desarrollar marcadores con esas características en los diferentes cultivos.

En el caso de girasol, los proyectos en Manfredi atienden la identificación de marcadores para los genes de calidad alto oleico y tolerancia a sequía. En sorgo, para neutralizar el hongo ergot (claviceps africana), una enfermedad muy severa que produce esterilidad de las panojas, sobre todo de las líneas masculinas. Uno de los atributos más buscados es la tolerancia a sequía, ya que la experimental está situada en una región semiárida.

En maní se identifican genes de resistencia a viruelas temprana y tardía, y para evitar la contaminación con aspergillus, el hongo que produce las aflatoxinas y gatilla una importante barrera para arancelaria en las exportaciones de maní. La biología molecular permite desarrollar distintas tecnologías para subsanar el problema.

En alfalfa se pone el foco en la diversidad genética, en incrementar la variabilidad en la especie y también en neutralizar las enfermedades foliares.

Equipos con tecnología de punta para los mejoradores

El laboratorio de calidad nutricional de granos, otra de las unidades que operan en el INTA Manfredi, es un importante auxiliar de los mejoradores de semillas.

"Podemos evaluar la composición química del aceite, de la proteína, vitaminas y otros componentes de los granos y también de forrajes para que los mejoradores se queden con un pool de líneas con los mejores compuestos químicos para calidad industrial y alimenticia para consumo humano", explicó María José Martínez, encargada de este laboratorio. Allí se llevan adelante ensayos en distintas localidades con variables climáticas contrastantes, para cotejar la composición química de los granos con las variables ambientales.

La determinación de residuos de plaguicidas en granos y los límites máximos permitidos para la exportación es otra tarea del mismo laboratorio. "Estamos trabajando en coordinación con grupos del INTA Castelar y del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor), que cuentan con equipamiento específico para medir residuos de plaguicidas o fungicidas", comentó Martínez.

"La unidad alimenta mayormente proyectos propios del INTA y algunos en conjunto con las universidades y productores", dijo María Alejandra Brunetti, a cargo del laboratorio de forrajes y nutrición animal. "Tenemos ensayos en nutrición que llegan hasta calidad de carne con distintos suplementos, básicamente sobre pasturas de alfalfa y en la época de invierno se está utilizando mucho silajes. Hay pruebas que se están haciendo con los semilleros con silajes de maíz y sorgo, principalmente".

El laboratorio evalúa calidad nutricional en cuanto a fibras y proteínas y, de acuerdo a los requerimientos, se hacen trabajos de dinámica ruminal en el campo con animales fistulados y análisis in vitro de digestibilidad y producción de gases de las muestras.

Por su parte, el laboratorio de suelos y agua, a cargo de Daniel Rampoldi, doctor en ciencias agropecuarias, tiene un perfil netamente de servicios. "Tiene dos objetivos: atender la demanda del productor de la zona y la demanda interna de todos los grupos de investigación que requieran análisis de suelo y agua para los distintos ensayos", explicó Rampoldi.

Este laboratorio participa de los proyectos regionales de agricultura sustentable y agroambiental. A escala nacional, se evalúan residuos de agroquímicos y herbicidas en los suelos con un equipamiento instalado en Balcarce.

"Acá tenemos equipos bastante automatizados, que usamos en conjunto con los otros laboratorios, como el que se usa para determinar nitrógeno total, uno de los parámetros químicos que se demandan. En determinaciones físicas de suelo es uno de los laboratorios mejor equipados de la provincia", añadió Rampoldi.

Fuente: INTA Manfredi

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución














Se han visto 26499351 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 52 personas (52 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 17/oct/2019 - 07:52
Web Dinámica, Sistema FuncWay