Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Granos
 
Usted está aquí » Granos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoAsía ávida de granos
24/jun/2018

Entre los días 12 y 14 del mes en curso, en Singapur tuvo lugar el “Congreso Mundial de Granos Asia 2018”, evento que estuvo dominado por los avatares de hipotética guerra comercial entre China y los Estados Unidos, máxime considerando la retórica advertencia del el presidente de Trump a “poner a Estados Unidos primero”.

No obstante haber evaluado las vicisitudes de la “Guerra de la Soja” entre Estados Unidos y China, los casi 300 delegados deliberaron en profundidad en torno a lo trascendental que es para Asia la demanda mundial de cereales, habida cuenta la propagación de las clases medias de la región que presiona por una mayor requerimiento de alimentos.

Dentro de las coincidencias imperantes en la conferencia, se destacó la realidad común en el mayor continente del planeta (43.748.627 km2) consintiendo que a medida que las familias alcanzan un estado de clase media, consumen más productos de grano, como fideos y pan, a la vez que la ingesta de carnes tiende a crecer, propendiendo a una alimentación más balanceada.

Para comprender mejor la tendencia creciente en Asia y su incidencia en el mercado mundial de granos, se tuvieron en cuenta las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico “OCDE”, las que vaticinan para la clase media global, definida como hogares con gastos diarios de u$u 10 a u$u 100 por persona en 2005 la paridad del poder adquisitivo (PPA), llegará a 4.900.000.000 de personas en 2030, frente a los 1.800.000.000 que ostentaban esa condición en 2009. Al respecto, cabe consignar que el 66% de ellos serán asiáticos, frente a en contraposición del 28% en 2009. Los guarismos son más que elocuentes: “El futuro de los mercados de granos es Asia”

Va de suyo que China, es el comprador dominante en los principales mercados mundiales de granos; situación que preocupa a los agricultores estadounidenses en virtud de las derivaciones de la guerra comercial con el gigante asiático. Sobre el particular, oportuno es observar que la OCDE justiprecia que la clase media china que 2009 contabilizaba 157.000.000 en 2030 superará las 1.000.000.000 de personas. Razón por la cual, los presentes descartaron cualquier posibilidad que se disminuya la velocidad el crecimiento que se está experimentando.

En consonancia con ello, corresponde prestar atención a lo expresado por el analista de materias primas y energía de Thomson Reuters, Gavin Maguire: “La participación en el consumo de proteínas de China es sin igual, sigue creciendo, y es un asunto de seguridad nacional.” Agregando:

“Parte del consumo mundial de cultivos de China ha seguido aumentando sus importaciones y ahora dominando el comercio internacional de muchos productos básicos, incluida la soja, almendras, arroz, cebada y sorgo. China tiene un amplio y creciente alcance” concluyendo: “China consume la mitad de la carne de cerdo en el mundo, un tercio de todos los productos de arroz, harina de pescado y la soja, y las importaciones principales son necesarios para apoyar estas grandes industrias. Las necesidades de alimentos de China son sin igual y requieren de origen global “.

Dado el protagonismo que tiene China en los mercados de alimentos y agrícola, los sectores afectados de los Estados Unidos están expuestos a condicionar su futuro, si se efectivizara la incierta guerra comercial.

En las conclusiones del evento, para el lapso mencionado se consideran que las importaciones globales entre materias primas agropecuarias y agroalimentos crecerán alrededor del 11%, un porcentaje semejante al que actualmente exporta en dicho concepto EE.UU.

En cualquier análisis no podemos soslayar datos ineludibles de la realidad, por estos días China cuenta con el 20% de la población del planeta, pero tan sólo el 7% de la tierra cultivable, de allí la ocupación por actualizar constantemente sus políticas para garantizar la seguridad alimentaria del vasto país.

En materia de prevalencia internacional, sobresale el billonario mega-proyecto “Iniciativa de la Franja y la Ruta”, “BRI” (por sus siglas en inglés) comúnmente llamada “La Nueva Ruta de la Seda”, lanzado en 2013 por el presidente chino Xi Jinping, cuyo propósito cardinal reside en conectar Europa, África y el Sur de Asia. Por este tiempo dicho emprendimiento vincula a 80 países y está en proceso de ampliación.

En cuanto al aprovisionamiento agroalimentario China ha fijado su meta en la relación comercial con el Mercosur, por lo que para estos países se les augura un futuro promisorio. A los efectos ilustrativos es pertinente mencionar que solo en soja, para este año China presupuestó la importación de 100 millones de toneladas, aun cuando la demanda interna de forrajes se habría reducido. Otro aspecto a considerar es que el pueblo chino, mayoritariamente consumidor de aceite de palma, está variando su preferencia hacia el de soja, por razones saludables.

Aún cuan dista de la magnitud de China, India es un mercado más que interesante. Las estimaciones de los expertos prevén que para 2026 se sumarán 150.000.000 de hogares a la clase media, lo que significaría triplicar la que se registraba en 2016. En igual plazo se estima que Indonesia sumaría a esa categoría 28.000.000 de familias; en tanto también se proyectan crecimientos importantes en Bangladesh y Paquistán. En todos estos casos las prioridades alimenticias se encaminan a mayor demanda de proteínas y mejor calidad de comida.

El Oriente Medio es deficitario en producción de granos y sin mayores posibilidades de revertirlo, otro tanto ocurre en abastecimiento de carnes, por ende la región es importadora en crecimiento. Inclusive para paliar la situación están invirtiendo en tierras en Sudamérica y en Mar Negro.

Con semejante panorama se generan nuevas oportunidades para los países productores de alimentos por antonomasia. No son muchas las tierras que se pueden agregar a la producción, en tal sentido las mejores perspectivas se presentan en Latinoamérica y África, este último muy atrasado en el uso de ciencias aplicadas.

La tendencia expresada, más el crecimiento demográfico de la población hacen muy sostenida la progresiva demanda de alimentos, en consecuencia dada las limitadas chances de expansión territorial, indican que los avances tecnológicos y sobre todo la biotecnología serán factores determinantes en asegurar el abastecimiento alimentario de la humanidad.

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires













Se han visto 22869803 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 39 personas (39 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 19/jul/2018 - 01:06
Web Dinámica, Sistema FuncWay