Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Frutihortícola
 
Usted está aquí » Frutihortícola » Fruticultura »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCAQUI Propiedades y Características
16/oct/2017

Por su aporte de provitamina A, se recomienda su consumo a toda la población, y en especial, a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que deben llevar a cabo una dieta baja en grasa y por tanto con un contenido escaso de vitamina A o para quienes tienen unas necesidades nutritivas aumentadas.

Por. Marianela Rambaldi

El caqui “Diospyrus kaki” , también conocido como palo santo, es una fruta tropical que pertenece a la familia de las Ebanáceas. Es originario de China y Japón, dónde se cultiva desde el siglo VIII. A principios del siglo XIX es introducido en Estados Unidos y hacia 1870 en Francia, España e Italia.

En la actualidad conocen 400 especies de caquis, los principales países productores son China, Japón, Estados Unidos, Brasil, India e Israel, en tanto en Europa, Italia y España.

El cultivo del caqui es propio de zonas templadas a tropicales. Se adapta muy bien a la región del Mediterráneo. También requiere un mínimo de horas de frío en invierno; estas temperaturas posibilitan la caída total de sus hojas, proceso que con el retorno del calor le permitirá producir frutos de excelencia.

Cabe mencionar que estando en estado vegetativo presenta una alta tolerancia a las heladas; no así si los fríos intensos ocurrieran en floración, los daños resultan de magnitud.

El caqui no es demandante en cuanto a textura y otros componentes del suelo, aún cuando los mejores resultados se obtienen en los sueltos y profundos, de contextura media a arcillosa.

El terreno requiere una labranza profunda, con hoyos que superen los 50 cm, donde se ubicará el árbol, dejando 5 metros entre uno y otro. La tierra debe quedar suelta incorporando en ella un abonado de fondo compuesto de materia orgánica, ya sea vegetal o animal.

Cabe destacar que si bien el caqui es un cultivo que se adapta en secano, con aceptable comportamiento, cuando se implanta en regadío se expresa todo su potencial, con gran productividad.

El método más apropiado de riego es el automatizado por goteo, ya que aporta una caudal constante que deja húmeda toda la superficie radicular. No es conveniente regar en exceso, ya que la especie Diospyrus kaki es sensible al exceso de humedad y a la podredumbre radicular, por lo que se deben evitar los encharcamientos.

La poda resulta fundamental en el caqui para asegurar una inmejorable producción de sus frutos. Los recortes de formación se recomiendan cuando el árbol se encuentra en etapa vegetativa, en invierno. Las podas en verde, cuando el árbol está en producción, en primavera, propendiendo a aclarar los frutos pequeños para permitir el crecimiento del resto, eliminar ramas o brotes no deseados o despuntar ciertas ramas.

Las variedades se clasifican en función de su astringencia. Las "astringentes" son las más comunes y necesitan una adecuada maduración para su consumo (Tomatero, Gordo, Rojo Brillante, etc.). Las "no astringentes" son las de mayor consumo, entre ellas, "tipo manzana", Sharon (o Sharoni o Triumph) y Fuyu

Rojo Brillante es en Europa la variedad de caqui más mentada, de carne dura. A diferencia de otros frutos de la misma especie se ingiere con cuchara o cuchillo. Cabe mencionar que se extrae de la planta antes de su óptima madurez. Esto tiene el inconveniente de que al tener la carne dura, también es muy astringente, hasta el punto de que no es comestible. Ha de someterse a un proceso de desastringentado. Proceso semejante al el desverdizado de los cítricos, que se almacenan en cámaras gigantes con altos contenidos en etileno (lo que hace madurar a la fruta).

Existen distintas especies de consumo, de tamaño y sabor diferenciados, entre las que destacan; el caqui de China (D. Kaki), el de Japón (D. Lotus) y el americano (D. Virginiana). El más cultivado es el de China, con un peso que oscila entre los 80 y los 250 gramos en función de la variedad, de color rojo o anaranjado o amarillo, según su contenido en carotenos, y de pulpa anaranjada, dulce y jugosa, con un ligero regusto áspero, según su contenido de taninos.

Su composición es distinta en función de la variedad que se trate, pero todos ellos tienen en común su elevado contenido de agua. Aporta una cantidad importante de hidratos de carbono (fructosa, glucosa) y escasa de grasas y proteínas, por lo que su valor calórico es bastante elevado respecto a otras frutas. En cuanto a su aporte de fibra, contiene pectina, de tipo soluble, en cantidad moderada.

Respecto de su contenido de vitaminas y minerales, destaca la provitamina A o beta-caroteno, que le confiere al fruto su color característico, la vitamina C y el potasio. El beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Ambas vitaminas, cumplen además una función antioxidante. El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. En menor proporción se encuentran ciertas vitaminas del grupo B (B1, B2, y B3) y los minerales, calcio, fósforo, hierro y sodio.

El caqui es una fruta muy dulce y de fácil consumo. Una vez maduro, se abre con facilidad y la pulpa se puede comer con cuchara o cuchillo, según la variedad que se trate, lo que los hace especialmente atractivos para los más pequeños. Y por el mismo motivo, teniendo en cuenta además sus propiedades nutritivas, también son muy recomendables para los jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Por su aporte de provitamina A, se recomienda su consumo a toda la población, y en especial, a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que deben llevar a cabo una dieta baja en grasa y por tanto con un contenido escaso de vitamina A o para quienes tienen unas necesidades nutritivas aumentadas. Algunas de estas situaciones son: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna. Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés, la actividad física intensa, el cáncer y el Sida, y las enfermedades inflamatorias crónicas. Las vitaminas A y C, como antioxidantes, contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Su riqueza en pectina los hace recomendables para tratar el estreñimiento, eso sí, en su punto de sazón. Además, por su riqueza en potasio y bajo aporte de sodio, resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones cardiovasculares. Por su contenido de potasio, deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral.

El caqui astringente debe estar bien maduro para su consumo. Se han de descartar los ejemplares con imperfecciones en la piel. Así mismo conviene que en la compra conserven el tallo y el casquete. Es mejor adquirir frutos aún duros, que se pueden conservar refrigerados durante un período aproximado de tres semanas. Si aún está verde, se lo debe dejar a temperatura ambiente hasta que se complete su maduración.

El caqui es un fruto muy delicado y difícil de comercializar, excepto la variedad Sharon, dura y consistente, las demás hay que consumirlas cuando están blandas y maduras y en poco tiempo, ya que se estropean enseguida.

Especialmente redactado para Pregón Agropecuario

>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 20955321 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 33 personas (33 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 23/nov/2017 - 22:45
Web Dinámica, Sistema FuncWay